Por qué no lanzar un blog con un solo post

blog-un-post

Creo un blog, me pongo a escribir y lo publico. Suele ser una de las prácticas comunes, que en el inicio de nuestra bitácora tengamos uno o dos posts, ‘porque estamos empezando’. Sin embargo, el no lanzar un blog con un archivo mínimo puede ser dispararnos en el pie. Piensa qué pasa cuando llegas a un blog nuevo y solo ves un artículo y poco más ¿Qué sensación te da? ¿Te llama la atención? ¿Lo guardas como ‘favorito’?

Puede que te impacte con un solo post, porque prometa algo interesante, pero parece complicado. A no ser que se trate de un autor conocido, o que conozcas tú, lo normal es pensar que eso está abandonado y olvidarlo para siempre. Y eso no te interesa, porque estás perdiendo ya posibles lectores habituales simplemente por no haber causado una buena impresión.

Por eso, antes de publicar un blog hay que tener un buen puñado de posts escritos. ¿Cuántos? Pues tampoco hablamos de lanzar directamente un periódico entero, pero al menos ocho o nueve posts estaría bien publicarlos el mismo día que la propia bitácora. De esta forma, presentarás a tu nueva criatura como algo con consistencia, y darás la sensación de que ‘está viva’.

Además, tienes que ver este primer archivo como la principal arma de captación de lectores cuando empiezas. Cada post es una razón por la que tu usuario puede ‘apuntarte’ en su feedly, redes sociales, suscripción… Cuanto mejor sea tu presentación, más opciones tienes de empezar con buen pie.

Por eso, cuenta con que mínimo tienes que publicar las entradas básicas en un blog, y a partir de aquí empezar a repartir algunos por las diferentes categorías que tengas claro que vas a utilizar a menudo. De esta forma, tu usuario, nuevo y desorientado, sabrá exactamente qué podrá ir encontrando en tu nueva bitácora.

Un detalle, intenta que todos estos posts iniciales que conformarán tu archivo no tengan la misma fecha, que queda un poco feo; lanzarlos en diferentes días da una sensación de actualización constante, otro de los factores importantes para que un usuario decida si volverá o no por allí. Porque si parece que publicas cada dos meses, igual no compensa ‘tenerte localizado’.

Pensando sobre todo en los blogs corporativos, este aspecto de preparar archivo antes de publicar es vital. Si el usuario decide que no vuelve por un blog personal porque no lo ve trabajado, imagínate llegar a un blog de empresa vacío, con la típica entrada de ‘estrenamos blog’ o con alguna noticia corporativa de copiar y pegar, que no aporta nada. No cuidar estas cosas puede suponer perder ventas.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo! Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPin on PinterestEmail this to someone
Opt In Image
¿Te ha gustado? ¡Tenemos Más!
Te lo mandamos a tu Email.