Pues sí, hay redes sociales horizontales y verticales. De estas últimas ya hablamos en un artículo anterior. Y, de las primeras, voy a ello en este. Si es la primera vez que te encuentras con esta clasificación, te adelantaré que tiene que ver con los intereses de su comunidad: si son generales o nicho.

Qué son las redes sociales horizontales

 

Como te decía, la diferencia entre redes horizontales y verticales tiene que ver con el tipo de comunidad, que en este caso es generalista. Son usuarios por diferentes motivos, que van desde entretenerse hasta opinar de cualquier asunto porque sí, pero no existe un interés asociado a una temática concreta.

¿Que por qué hablo de la comunidad en vez de decir directamente que la diferencia es que no giran en torno a una temática concreta? Porque entonces me vais a hacer meter a Twitter, YouTube e Instagram en el grupo de las verticales, una por la actividad del microblogging y las otras por el vídeo y la fotografía. Y mira, no.

Existen redes horizontales que se crearon para ser verticales, pero se popularizaron y los usuarios ya no están interesados en esa temática concreta.

Por lo tanto, está bien decir que son aquellas que se dirigen a todo tipo de usuarios y no a un sector específico.

Pero también serían aquellas que nacieron alrededor de un interés nicho y hoy, sin embargo, tienen una comunidad generalista que no está ahí por ese tema.

 

¿O tú crees que los seguidores de @diostuitero, AuronPlay o @spanishstarterpacks están ahí por su amor hacia los relatos breves y el arte del vídeo y las fotos?

redes-sociales-horizontales

¿Y para qué sirven exactamente?

 

Para lo que tú quieras. Como usuario puedes hacer el uso de ellas que te apetezca: chatear y enviar mensajes privados, ver qué publican tus contactos, ver vídeos de entretenimiento, informarte, participar en concursos, seguir a influencers, contactar con el servicio de atención al cliente de una marca o, actualmente, incluso hacer compras.

Si eres una empresa, te servirá para llegar a un amplio número de personas, construir comunidad y dar a conocer tu marca en canales muy valorados dentro de una estrategia de marketing digital. Eso sí, para ello tendrás que afinar muy bien la puntería.

Entrar en una red social horizontal sin una estrategia es como ir de rebajas sin pensar qué necesitas: vas a gastar en cosas inútiles.

Las redes horizontales tienen la ventaja de aglomerar a millones de usuarios. Pero es un arma de doble filo.

Cada uno de estos usuarios tiene unas cualidades geográficas e intereses diferentes, por lo que muchos de ellos no tendrán nada que ver con tu empresa.

 

Por eso, es importante que crees una estrategia sólida, que definas tu público objetivo con detalle, hagas contenido pensando como él y segmentes tus anuncios también con tu target presente.  

Ejemplos de redes horizontales

 

Como has ido deduciendo a lo largo del artículo, en este tipo de red social están nombres como Facebook o WhatsApp (si lo consideramos red social). Ambos son canales en los que está registrado hasta el apuntador, donde cada usuario hace el uso que le da la gana y puedes encontrarte de todo.

Además, como hemos visto antes, podemos incluir otras como Instagram, YouTube o Twitter. Aunque los formatos de estos canales estén más limitados por seguir una mecánica concreta, hoy son redes generalistas que no se utilizan (en la mayoría de los casos) para exponer una actividad concreta como puede ser la de la fotografía o el vídeo.

No tendría por qué ser así necesariamente, pero ahora mismo las redes con más usuarios se corresponden con las que llamaríamos redes sociales generales u horizontales. Así lo vemos en estudios anuales, como puede ser el de IAB Spain.

redes-sociales-horizontales

Las ventajas de este tipo de redes sociales

  • Tienes la posibilidad de alcanzar a una enorme cantidad de personas.
  • Que tengan tantos usuarios hace que se hayan desarrollado más. Por lo tanto, cuentas con más variedad de formatos para crear tu contenido.
  • También tendrás acceso a mejores herramientas de medición de resultados.
  • Puedes hacer publicidad a través de anuncios o con influencers del canal.
  • En el caso de los anuncios, el administrador del canal te dará una amplia opción de segmentación por intereses.
  • Para el caso de los influencers, en las redes sociales generalistas u horizontales tendrás un abanico donde elegir el que más se ajuste a los valores de tu target.  
  • Se habrá publicado mucha información para que puedas utilizarla en tu estrategia y optimizarla: artículos, podcast, vídeos, cursos…

¿Qué? ¿Cómo te quedas con esta explicación sobre las redes sociales horizontales? Ojalá, al menos, haya despertado en ti un “¡anda!”. Y si ha despertado algo más, cuéntanoslo en los comentarios. Queremos saber en qué bando incluirías tú a Twitter, YouTube e Instagram. 

¿TE HA GUSTADO? NO SEAS EGOÍSTA, Y !COMPARTE!