No solo cuesta dinero, sino sacrificio y dedicación, muuucha dedicación. Cuando te empieza a rondar por la cabeza la idea de montar un e-commerce, una de las primeras preguntas que surgen es el precio de crear una tienda online desde cero. ¿Quieres tener una idea aproximada? Pues dame unos minutillos y te irás de aquí con una estimación muy cercana a la realidad. Saca la billetera y empieza a sumar…

Plan de empresa gratuito

 

¡Empezamos con algo gratis! Qué maravilla, ¿eh? Pero si bien para este punto no tendrás que meter el PIN de tu tarjeta de crédito, sí que tendrás que aportar tu tiempo (que, para el caso, es lo mismo).

Pero, si no requiere un desembolso… ¿por qué lo incorporamos (en primer y destacado lugar) en este post sobre cuánto cuesta montar una tienda online? Muy sencillo: porque, si no lo haces bien, vas a perder una enorme cantidad de dinero. 

Como en todo negocio, ya sea on u offline, el primer paso debe ser crear un plan de empresa viable y consistente. Dedícale todo el mimo y el tiempo que necesites antes de ponerte manos a la obra con los demás puntos. Te hará ganar más dinero y te ahorrará disgustos. 

Dominio de tu tienda online

 

El precio del dominio y el hosting son dos de los primeros gastos que te debes plantear para saber cuál es el precio de una tienda online.

Esta es la dirección que escribirán tus usuarios para acceder a tu web. El nuestro, por ejemplo, es mkparadise.com.

De hecho, te aconsejamos que te hagas tanto con el dominio .es como con el .com.

De esta manera, si tus potenciales clientes tienen un pequeño despiste, llegarán de igual forma a tu web. 

El precio de los dominios está entre los 5 y los 40 €. Pagar más o menos dependerá en este caso de la oferta puntual que haya en el momento de la compra y del lugar en el que lo adquieras. 

Hosting para el e-commerce

 

Hosting (también conocido como alojamiento), otra palabreja a incorporar en tu diccionario para saber cuánto cuesta una tienda online. Se trata del espacio virtual que va a ocupar tu web, y para elegirlo debes determinar cuánto vas a necesitar. ¿Cuánto almacenamiento requieres? ¿Qué ancho de banda y transferencia de datos necesitas? ¿Cuántas cuentas de correo? 

Aunque en algunos casos el dominio viene incluido en el precio del alojamiento, en general el precio de un hosting para WordPresss oscila entre los 80 y los 300 €/año (en función de la capacidad que necesites).

Eligiendo la plataforma ideal

 

WooCommerce 

De web a e-commerce de la manera más barata. Eso es exactamente lo que plantea WooCommerce. Se trata de un plugin gratuito y SEO friendly muy fácil de manejar (sobre todo si ya te apañas con WordPress).

No obstante, aunque muchas de sus plantillas son gratuitas, las que son de pago resultan, en general, más llamativas para el usuario. Estas últimas suelen tener un precio que ronda los 40-65 €. 

Escucha este episodio de Paradisers en iVoox, iTunes o Spotify.

Prestashop

Aunque a día de hoy WooCommerce le está comiendo un poco de terreno, es cierto que hasta hace bien poco Prestashop (que también es SEO friendly, no lo olvidemos) dominaba el sector de las tiendas online. Se trata de lo que se conoce como un gestor de contenidos (o CMS) de código abierto y el precio de sus plantillas puede variar entre los 30 y los 150 €, según tus preferencias. 

Magento

¿Tienes en mente crear una tienda online de ciertas dimensiones? Entonces Magento es una apuesta segura. Sin embargo, como toda apuesta segura, te saldrá bastante cara. De hecho, lo más probable es que, si tu web es grande, necesites contratar un servidor dedicado en exclusiva a Magento. 

Elegir WooCommerce, Magento, Prestashop o cualquier otra plataforma para crear tiendas online dependerá de las características de tu negocio.

Además, a todo ello hay que añadir que, aunque es un CMS muy potente, su uso es complicado y requiere cierta práctica. Por tanto, si a los $15/mes de Magento Go (porque entendemos que no vas a pagar los $15.550/año de la Enterprise Edition, pensada para grandes empresas) le sumas contratar a alguien que lo sepa gestionar, el precio se te dispara. 

Shopify

Si no tienes grandes conocimientos en la materia, Shopify te permite hacer tu pequeña tienda online a un precio más que razonable (el plan Básico es de 29 €/mes, el Shopify de 79 €/mes y el Avanzado de 299 €/mes). 

Además de que el precio de una tienda online con Shopify es barato, ten también en cuenta que no necesitarás hosting ni preocuparte por la parte de la seguridad de tu web. Este software as a service (SaaS) se encarga de todo. 

Pero no todo iba a ser color de rosa. Esta no es la opción más recomendable si quieres trabajar a tope el SEO de tu web y, además, está ciertamente limitada en algunos aspectos clave, como los checkouts.

Métodos de pago básicos

 

Vamos a lo importante: el pago. La mayoría de las plataformas ya incluyen los principales métodos de pago, es decir, transferencia bancaria, contrareembolso, PayPal… Para pagar con tarjeta (recuerda que este es el método de pago más utilizado) será necesario que tengas lo que se llama un TPV virtual. 

Este TPV tiene una serie de comisiones de mantenimiento (que ronda entre los 7 € y los 25 € en función del banco) y por operación (que en general nunca pasan del 1%). Cuenta, además, con algún módulo o extensión que necesites para que todo funcione correctamente (entre 50 € y 200 € más). 

No olvides el certificado SSL

 

¿Acaso tú compras en una web que no te parezca del todo segura? Pues tus usuarios tampoco. Por eso recuerda instalar el certificado SSL, que prueba que todos los datos de tu web se están enviando de forma segura. 

¡Y apenas te costará 10 €! De hecho, en algunos alojamientos puede venir incluido en el precio. Así que, como todo son ventajas, contrátalo y haz que tus usuarios más perspicaces se queden tranquilos en tu e-commerce. 

Diseño web muy intuitivo

 

Un diseño web atractivo e intuitivo siempre merece la pena. Siempre. De hecho, es uno de los aspectos en los que no debes escatimar dinero/tiempo. Que las imágenes se vean bien o que la página genere sensación de profesionalidad y seguridad son aspectos fundamentales para generar ventas. 

Aunque a estas alturas esté de más recordarlo (o eso espero), no olvides jamás de los jamases crear una tienda online responsive. Es decir, una web que se adapte a las pantallas de todos los dispositivos. Por suerte, todos los CMS que te hemos nombrado son capaces de generar diseños responsive con sus respectivas plantillas. 

Tips de SEO a llevar a cabo

 

¿Qué importa cuánto te cuesta hacer una tienda online maravillosa… si nadie la visita? Es como crear un escaparate fantástico para una tienda física en medio del desierto. ¿Cómo arreglarlo? Con un poquito de SEO y redes sociales.

Al precio de montar una tienda online siempre hay que sumarle los gastos de tiempo y/o dinero derivados del SEO y las redes sociales.

Cuida la arquitectura web de tu e-commerce, crea un blog corporativo, cuida los titles y metadescripciones de tus productos y aprovecha los enlaces tanto internos como externos. 

Por otra parte, mantén activa las redes sociales del negocio. Recuerda escoger siempre las que mejor se adapten a tu target y trabajarlas manteniendo una misma voz y tono.

En principio, ambas acciones (SEO y redes) solo te llevarán tiempo, pero si no sabes gestionarlas, mejor contrata una agencia que sí sepa cómo hacerlo (y suma este presupuesto al resto de acciones que hemos comentado sobre el precio de una página web tienda online). 

Escucha este episodio de Paradisers en iVoox, iTunes o Spotify.

Otras formas de venta online

 

¿Es increíble que en 2020 sigamos hablando de e-mail marketing? Sí. ¿Es cierto que sigue funcionando? También. Crea una buena estrategia y no olvides algunos correos clave como el de carrito abandonado o el de bienvenida (que podrás aprovechar para anunciar tus productos estrella). Por otra parte, crea correos de promos que sean atractivos… ¡desde el asunto!

Otra manera efectiva de comenzar a vender en tu tienda online es invertir en Google Adwords o en publicidad en redes sociales. En ambos casos podrás segmentar muy bien el público al que te quieres dirigir. Esta inversión dependerá de tu presupuesto, pero, obviamente, cuanto más gastes, mayor será el retorno (si lo haces bien, claro está).

Escucha este episodio de Paradisers en iVoox, iTunes o Spotify.

¡Y también puedes vernos en YouTube!

¿Has tenido la calculadora en la mano durante toda la lectura? Perfecto. Ahora que sabes el precio de una tienda online, ¿te animas? Deja bajo estas líneas un comentario con tu experiencia lanzando al mundo tu primer e-commerce. Quiero saber si a) este post te ha ayudado, b) se me ha quedado algún gasto en el tintero o c) después de leer este post te han entrado sudores fríos. 

¿TE HA GUSTADO? NO SEAS EGOÍSTA, Y ¡COMPARTE!