Si has llegado hasta aquí, supongo que tienes una tienda online y que uno de tus principales objetivos es vender más, ¿verdad? Pues déjame decirte que no te vas a comer un colín si no eres capaz de conquistar a Google posicionando tu web en sus primeros resultados de búsqueda. Pero, ¡que no cunda el pánico! Gracias a estos consejos de SEO para e-commerce lo conseguirás ;)

Escucha este episodio de Paradisers en iVoox, iTunes o Spotify.

Antes de nada, analiza tu negocio

 

Antes de entrar en materia, debes saber que el punto de partida de la estrategia a definir será tu negocio en sí. Es decir, es importante que sepas donde poner el foco, teniendo en cuenta las prioridades de tu tienda online

Ten en cuenta las prioridades de tu negocio antes de definir la estrategia SEO de tu tienda online.

Analizar qué categorías o productos tienen más margen de beneficio o cuáles son más competitivos en precio, te ayudará a conocer el sector y a detectar sus oportunidades. Si tienes en cuenta esto para dedicar tu esfuerzo a lo que es más rentable, el rendimiento de la estrategia SEO será mayor.

El estudio de palabras clave es el primer paso

 

Antes de definir cualquier acción, tendrás que hacer un estudio de palabras clave para saber cómo los usuarios buscan tus productos. El objetivo, pues, será posicionar en los primeros resultados de Google esas keywords para que todos tus potenciales clientes lleguen a tu tienda. Pero, ¿cómo elegir correctamente esas palabras?

Lo primero que debes tener en cuenta es su promedio de búsquedas en una ubicación determinada y tus competidores directos; es decir, las tiendas online que ya aparecen en los primeros resultados de búsqueda por esas keywords.

Si las palabras que has encontrado son muy genéricas y tu sector es muy competido, mejor apuesta por otras de long tail o más específicas, que aunque van a atraer menos tráfico orgánico, constituyen la mayor parte de las búsquedas que se realizan, y casi siempre son transaccionales. 

Esto quiere decir que las keywords que determinarán la estrategia SEO para tu e-commerce deben coincidir con el objetivo de compra del usuario. ¡Mira en Google para conocer la intención de búsqueda de cada palabra!

Determina la estructura web de tu tienda online

 

Después de haber hecho el keyword research y tener todas aquellas palabras clave que encajan con tu negocio, establece distintos patrones de búsqueda para jerarquizar las taxonomías que hayas identificado. De esta forma, podrás determinar la estructura SEO para posicionar tu tienda online.

  • Página home

Agrupa las keywords más generales para posicionar la home de tu web y para dejarle claro a Google (y a todo el mundo) quién eres y qué vendes. Pero, ojo, ¡nunca dejes de lado tu marca! Además de eso, piensa en este espacio como si del escaparate de una tienda física se tratase. Destaca las categorías y productos más importantes para traspasar la autoridad de la home a otras páginas.

  • Categorías de producto

Las páginas de categoría de producto van a ser las más rentables de todo el e-commerce, ya que van a estar orientadas a posicionar keywords más genéricas y con mayor volumen de búsquedas. No obstante, si el catálogo de tu tienda es muy extenso y necesitas de muchas categorías y subcategorías para ordenar tu catálogo, enlaza las mismas desde la categoría padre o principal hacia el resto (de manera vertical) para mejorar el rastreo de aquellas páginas que están a un nivel de profundidad mayor.

Las categorías de producto están orientadas a posicionar palabras clave con un alto volumen de búsquedas, por lo que van a ser las páginas más rentables de toda la tienda.

También, para contextualizar las páginas de categoría y poder posicionar otras keywords relacionadas con la palabra clave principal, puedes incorporar un texto para describir de forma general los productos que se muestran ahí.

De esta manera, los usuarios que lleguen a esta página también tendrán un extra de información sobre esta parte del catálogo.

Otras de las mejoras que puedes aplicar para mejorar el CTR de las páginas de categoría consiste en optimizar el title y la meta description de las mismas. Estas etiquetas se muestran en los resultados de los buscadores y puedes aprovecharlas para que tu snippet resulte más atractivo que otros que se muestran en las SERP. Para ello puedes incluir, por ejemplo, algunas de las ventajas competitivas de tu tienda.

  • Fichas de producto

Primero analiza los productos de tu catálogo antes de decidir si mostrarlos en las SERP de los buscadores. Lo primero será revisar el stock de los mismos y su duración en el tiempo, ya que sería absurdo orientar el tráfico SEO a páginas de productos agotados. Lógico, ¿verdad?

No obstante, si las existencias de un producto se han acabado temporalmente, y no quieres perder ventas, programa alertas por email para aquellos usuarios que están interesados en comprar, informándoles cuando dicho producto vuelva a estar disponible.

Sabido esto, si has decidido que tus fichas aparezcan en los resultados de búsqueda de Google, me temo que vas a tener que cuidar muy mucho estas páginas. Lo primero es elegir las keywords del estudio de palabras clave que encajen 100% con las características de cada producto y optimizar cada una de las páginas que quieras indexar con textos únicos. Si se te había pasado por la cabeza usar las mismas descripciones que tu proveedor, olvídate, porque a Google no le gusta nada el contenido duplicado.

Y hablando de contenido duplicado… Si vas a incluir el mismo producto en varias categorías, vigila que el CMS que estés utilizando no duplique las URL de tus fichas de producto. Si esto ocurriese, usa la metaetiqueta noindex en las páginas que no quieras que se muestren en las SERP.

Para el resto de páginas de producto, cuida la estructura de URL e incluye en las mismas su correspondiente categoría, para que, de esta forma, los buscadores (y los usuarios) puedan identificar su contenido. Si incluyen la palabra clave que quieres posicionar, no son muy largas y no contienen stop words… ¡mejor!

Cómo controlar el rastreo y la indexación

 

El archivo robots.txt de una web proporciona información a los buscadores sobre las partes que pueden rastrear sus bots y las que no. Teniendo en cuenta que Google tiene un presupuesto de rastreo asignado a cada web, podemos mejorar el crawl budget para ayudar al posicionamiento SEO del e-commerce, incluyendo en este documento las pautas que más convengan en cada caso.

Sea cual sea el tuyo, de seguro que no vas a querer que los motores de búsqueda pierdan el tiempo rastreando la página de carrito de tu e-commerce, ni la de checkout, tampoco las páginas privadas o las que contienen información de tus clientes, ni filtros o paginaciones.

En el archivo robots incluye las páginas que no quieras que los bots rastreen, y en el sitemap añade aquellas que quieras que se muestren en los resultados de búsqueda.

Y después del rastreo, ¿qué puedes hacer para que Google incluya en su índice las páginas que te interesan? Pues incluir en el archivo sitemap.xml todas aquellas URL que quieras que los buscadores indexen. Así, los bots de los motores de búsqueda podrán encontrar esas páginas sin tener que navegar a través de los enlaces internos. No obstante, su uso no garantiza la indexación de todas las URL.

Marketing de contenidos para tu e-commerce

 

A través del blog de tu tienda tienes la oportunidad de informar sobre tus productos a los usuarios que están realmente interesados en comprar. Sus contenidos te permitirán atraer y fidelizar clientes, ya que crear comunidad entorno a tu blog se traducirá en más tráfico orgánico, y, por ende, más oportunidades de conversión.

Pero solo con la estrategia adecuada podrás posicionar tus contenidos, y por ello debes tener en cuenta qué keywords quieres posicionar. Si para la home, categorías de producto y fichas, la intención de las palabras clave por las que nos interesaba rankear en las SERP era transaccional, para el blog nos quedaremos con las keywords que están relacionadas con nuestros productos y que los usuarios usan para encontrar información.

¡Pues hasta aquí los consejitos de SEO para e-commerce de hoy! Ahora te toca currar a ti para ponerlos en práctica y poder hacerte un hueco en los resultados de búsqueda de Google. Y no olvides contarnos cuál ha sido tu experiencia petándolo en las SERP con tu tienda online.

¿TE HA GUSTADO? NO SEAS EGOÍSTA, Y ¡COMPARTE!