Seguro que has escuchado el término. Pero, en caso de que te pregunten, ¿sabrías decir qué es el marketing de contenidos? Sí, así, a bocajarro, ¿podrías dar una definición? ¿No? Que no cunda el pánico, para eso estamos aquí. Vamos a darte una guía básica sobre el content marketing (su traducción inglesa) y sobre cómo aplicarlo para mejorar los resultados de tu empresa. ¡Sigue leyendo!

Definición de marketing de contenidos

 

Se trata de una técnica de marketing basada en la creación y difusión de contenido relevante para tu público objetivo. Todo ello tiene como fin último que ese público se convierta finalmente en cliente. De esta manera, se puede trabajar todo el ciclo de compra que lleva a cabo el usuario. Desde que se da cuenta de que tiene una necesidad y busca información para satisfacerla hasta el momento del pago.

Es imprescindible darle al usuario la información adecuada en el momento adecuado. Para satisfacer así su necesidad justo cuando más lo necesita. Ofreciéndole contenido de calidad, te ganarás su confianza y volverá a tu página (sobre todo si promueves algunas acciones en tu web, como la suscripción a la newsletter) en caso de que necesite tu producto o servicio.

Para conseguirlo, ten en cuenta que los contenidos deben elegirse en función de las necesidades y problemas reales de tu público objetivo. Para saber cuáles son, solo tienes que ponerte en los zapatos de tu comprador tipo. Y luego pensar, haciendo un ejercicio de empatía, qué te interesaría a ti si fueses él. De hecho, si crees que tienes diferentes tipos de compradores, genera textos específicos para cada uno de ellos. ¡No dejes que ninguno se te escape!

Otro de los aspectos fundamentales a tener en cuenta a la hora de generar una buena estrategia de marketing de contenidos es el número de búsquedas de las palabras clave que usan los usuarios en tu sector. Porque, tal y como comentamos al principio, la definición de content marketing no solo engloba la creación de textos, sino también su difusión. Y el aumento del número de visitas gracias a las técnicas SEO y la divulgación a través de las redes sociales son parte de esa ansiada difusión.

En definitiva, podemos decir que se trata de aportar información de valor, usarlo para seducir al usuario y difundirlo lo máximo posible a través de todas las técnicas disponibles.

Formas de producción de los contenidos

 

¿Quién dijo que la única fórmula para la generación de contenido era la escritura tradicional? Hay otras muchas opciones para difundir la información que está buscando tu público objetivo. Algunas de ellas son los vídeos, las infografías, las plantillas o los webinars. Estas son fórmulas completamente válidas y efectivas para hacer llegar a tus usuarios los textos que necesitan.

En general lo que hacen en muchas empresas es combinar estas opciones y generar artículos que también posean vídeos, imágenes e infografías. Así el contenido se vuelve mucho más enriquecido y ameno de cara a la persona que lo está leyendo.

Ventajas de un plan de marketing de contenidos

 

  • Busca conectar con el público de una manera natural y poco agresiva. Así los usuarios no están a la defensiva y tienen una mejor predisposición hacia la marca.
  • Es una manera perfecta de llegar a un mayor número de personas sin necesidad de pagar por ello. Además, esos usuarios tendrán la percepción de que les has ayudado, por lo que valorarán mejor tu negocio.
  • Llevar a cabo estrategias de marketing de contenidos es una manera perfecta de conversión de leads. Una vez tienes la dirección de correo, ya puedes enviarle mensajes personalizados en función del momento de compra en el que esté.

Lo único que te queda tras conocer qué es el marketing de contenidos es aplicarlo a tu negocio para que comience a darte beneficios. Y, recuerda, si aún tienes dudas sobre cómo hacerlo, pégale un silbidito al equipo de Marketing Paradise para que te echemos una mano.