Hablar hace amigos. Y contar cosas que la gente quiere saber, más aún. Ahí está la esencia de un blog corporativo, ayudar al usuario informándole sobre un tema que le interesa para que, de paso, conozca tu marca y la entienda como una empresa amigable. ¿Quieres saber cómo conseguir que se convierta en referencia de tu sector? ¡Toma nota!

¿Qué es un blog corporativo y cuáles son sus ventajas?

 

Un blog corporativo es una vía de comunicación empresarial en la que se informa a los usuarios de temas del sector.

Se trata de una vía online por la que informar a los usuarios y potenciales clientes sobre temas que son de su interés sobre tu sector.

Es decir, es un canal más de comunicación en el que puedes dar a entender a la comunidad todo lo que sabes sobre tu ámbito de trabajo.

Además, un blog empresarial es, sin duda alguna, una herramienta perfecta para posicionar tu web de cara a los principales motores de búsqueda. Cuanto más lo actualices con contenido relevante (si no lo es, mejor no actualizar), más te van a valorar los navegantes, más tiempo estarán en tu web y esta última tendrá una mejor acogida.

Características de los blog corporativos exitosos

 

¿Quién?

Profesionales. No lo dejes en manos de una persona que no tiene absolutamente ninguna formación online (y no, el sobrino del jefe, solo por el hecho de ser millenial, no vale). Redactores, expertos en SEO, diseñadores, social media managers,…

Un grupo de todos estos expertos, ya sea de un departamento interno de marketing online o a través de una agencia como Marketing Paradise, es quien debe gestionar un buen blog corporativo.

¿Cuándo?

Ya. Si vas rezagado en tu sector, no esperes a estarlo más aún. Si nadie ha apostado por aún por esta vía de comunicación y eres el primero de tu ámbito que se pone manos a la obra, ¡no dejes que nadie se te adelante!

¿Por qué?

Porque, si estás en internet, querrás posicionarte frente a tu competencia, ¿no es así? Y esta es la manera perfecta para conseguirlo, ya que Google valora el contenido actualizado en cualquier site.

Que los usuarios interesados en tus productos te conozcan a través de tu blog porque le resuelves dudas es una forma de mejorar la valoración que tienen de tu marca desde el minuto 1. Y si tu competencia no lo hace, ¡más aún!

¿Dónde? – ¿Cómo?

El lugar es tu web (aunque en esto puede haber cierto debate si te planteas crear una marca externa), por lo que, con tu permiso, vamos a cambiar el dónde por el cómo, más importante en el tema que nos ocupa. Por ello, a continuación te explicamos paso a paso la manera más eficaz de crear un blog corporativo y sacarle el máximo partido.

Pasos para que un blog empresarial funcione

 

 

  1. Diseñar la estrategia

blog-corporativo

Objetivos

Antes de lanzar un blog empresarial debes determinar qué objetivos concretos quieres conseguir con él.

Lo primero que debes determinar al decidir sacar adelante un blog empresarial es la lista de objetivos que quieres conseguir con él y cómo los vas a medir. Crea un documento con unas metas realistas que quieres conseguir tanto a corto como a largo plazo.

No te pongas como objetivo conseguir clientes el primer mes, porque, vamos a ser francos, va a ser complicado que lo consigas. Además, para captar clientes de manera rápida existen otro tipo de acciones. No obstante, aspectos como la mejora del branding sí que deben quedar reflejadas en estos casos.

 

Recursos

Lo que quieres hacer puede que no esté alineado con lo que puedes hacer. Por tanto, es muy importante que seas plenamente consciente de los recursos de los que dispone la compañía para afrontar este tipo de proyecto.

Si quieres tener un blog corporativo que realmente ayude a tu negocio, no creas que sin apenas recursos (humanos, sobre todo) se puede conseguir. Seamos sensatos. Sin un buen SEO que defina los temas que están interesando a los usuarios y cómo los están buscando, un redactor con experiencia en crear contenidos online, un diseñador que enriquezca el contenido con infografías y creatividades y un social media que ayude a difundir los post (y una ayuda de analítica para todos los casos), es, como mínimo, difícil.

Tampoco estamos diciendo que exista un número mágico de inversión o de miembros del equipo que deban estar  implicados. Simplemente conviene saber de qué recursos disponemos para adaptarnos a ello a la hora de decidir nuestra estrategia.

 

Estilo

La pregunta no es “cómo queremos ser en el blog”, sino “qué somos”. No tiene sentido adoptar un mensaje cercano, coloquial y en el que se tutee al usuario si cuando un posible cliente llama por teléfono la forma de tratarle es totalmente distinta.

No quieras ser en tu web lo que no eres fuera de él. Define un estilo acorde con tu negocio offline y con el resto de canales/estrategias/comunicaciones de la empresa.

 

Calendario

Tener un buen calendario de contenidos es imprescindible para una buena organización de todo el equipo implicado en el blog corporativo.

 

Tener un calendario para tu blog corporativo es fundamental para que todo vaya como la seda. Definir cada cuánto se va a publicar, qué tipo de publicación va a ser y qué se quiere conseguir con cada una de ellas es básico para que el proyecto realmente funcione.

Además, de esta manera tendrás una guía para todo el equipo que ayudará a que los miembros implicados se pongan las pilas y no lo dejen abandonado. A ello se suma que la búsqueda de nuevos temas será una fórmula fantástica de que la empresa esté al tanto de las últimas tendencias del sector.

  1. Planificar nuestras fuentes de tráfico

blogs-corporativos

Para conseguir esos objetivos definidos, es imprescindible generar el tráfico cualificado que nos dé lo que buscamos. Y para eso, debemos trabajar diferentes canales.

 

Estrategia SEO

Para crear una estrategia exitosa para el posicionamiento del blog empresarial se necesita estudiar a la competencia y ver por qué palabras clave están posicionándose. También es vital encontrar las keywords por las que los usuarios están buscando contenidos relacionados con tu negocio.

En base a todo esto, el siguiente paso es incluir el resultado del estudio de palabras clave en el calendario de contenidos con el objetivo de posicionar los post para esas keywords. Siguiendo estas últimas, se deben definir una serie de temas cuyos títulos incluyan las palabras clave que hemos determinado como relevantes.

 

Inversión en Adwords

“¿Pagar para que lean mis artículos? ¿Eso tiene sentido?” Pues, en ocasiones, sí. Dependiendo de la competencia, puede ser muy rentable pujar por los artículos que nos interesan difundir en nuestro blog corporativo.

De esta forma, puedes evitar tener que esperar a que tu estrategia SEO empiece a funcionar para ir teniendo visitas. Además, el coste por clic será muy bajo para la mayoría de keyword (en caso de que sea muy caro, mejor no invertir) y, si el tráfico convierte, habrá sido una fantástica inversión.

 

El blog dentro del plan de Social Media

La difusión del contenido a través de las redes sociales o el email marketing es tan importante como la calidad del mismo.

Si aún no tenemos una, tocará diseñarla de manera conjunta con nuestro plan de contenidos. Consigue una buena sinergia entre ambas, ya que es fundamental difundir el contenido de manera correcta para que llegue al mayor número de usuarios posible.

Para ello lo más importante es que definas muy bien en qué redes encaja mejor el tipo de contenido que vas a publicar. En consecuencia, debes analizar el perfil de público que tiene cada red para enfocarte en aquella que contiene tu target. Recuerda que, además, puedes usar los social ads para segmentar y llegar justo a los usuarios que quieres.

 

La newsletter y el email marketing

El email es otro de esos canales que pueden traernos una cantidad de tráfico importante. Eso sí, para ello debemos tener primero una base de datos bien trabajada, tanto en cantidad como en calidad. Si no la tenemos, hay que pensar en cómo utilizar nuestro blog de empresa para la captación de suscriptores. ¿Qué vamos a darles a cambio de su valioso contacto?

Define bien qué vas a enviar y cómo vas a hacerlo. Las personas que van a recibir esta newsletter deben estar lo suficientemente interesadas en ella como para llevar a cabo aperturas y clics, acercándote así a tus objetivos.

  1. Definir la relación con nuestros usuarios

blog-corporativo

En este apartado debes definir cómo van a ser las relaciones comunicativas con los usuarios dentro de tu blog. Además, tienes que saber de qué manera piensas intervenir en las opiniones, reseñas y críticas que las personas hagan de forma directa o entre ellas.

 

Gestión de comentarios

Un blog empresarial, por muy buenos contenidos que tenga, si luego no gestiona de manera coherente los comentarios (o, peor aún, ¡los ignora!) puede perder muchos puntos de cara al lector. Define antes de comenzar cómo vas a contestar estos comentarios y quién se va a encargar de hacerlo.

 

Atención al email

Atender a los comentarios de los usuarios o escuchar lo que dicen sobre tu marca es vital para mantener vivo un blog empresarial.

 

Crea una vía de contacto directa para tu blog empresarial, un correo electrónico, por ejemplo. Analiza si debes tener uno específico o puede ser uno general de la compañía. Define también quién es el encargado de responder a las preguntas y comentarios que se envíen a ese formulario.

Incorpora en este apartado la estrategia que vas a seguir con tu email marketing, así como la manera en la que vas a exprimir este canal para difundir tus contenidos. Intenta hacerlo de una forma amena que invite a los usuarios a seguir tus emails y a entrar en los post.

 

Recursos para escuchar

De la misma forma que definiste unas pautas para gestionar los comentarios del blog, instaura una serie de pasos a seguir para escuchar lo que se dice de tu marca en otros lugares. Monitoriza lo que se dice sobre tu proyecto y crea conversaciones con las personas que hablan sobre él. Para ello puedes ayudarte de herramientas como las alertas de Google.

 

Impulsar tu comunidad

Si no le aportas novedades a tu público cada cierto tiempo, este terminará aburrido de tu contenido y se marchará hacia otros horizontes más interesantes e innovadores. Para evitar este tipo de situaciones, calendariza acciones enfocadas a mantener a la comunidad a animada y en constante crecimiento.

Para ello puedes ayudarte de promociones exclusivas, sorteos, entrevistas a personajes relevantes del sector o cualquier otra actuación que aporte nuevo valor a tu blog empresarial.

  1. Establecer un sistema de medición

blogs-corporativos

Una vez tenemos claro todo lo que vamos a hacer, ahora debemos establecer cómo vamos a medir si funciona. Un blog siempre debe estar cambiando en función de lo que funciona y lo que no, para lo que es básico medir los resultados.

 

KPI fundamentales

Medir si se está llegando a los objetivos establecidos o no es básico para saber en qué aspectos se debe cambiar de estrategia.

Debes establecer qué parámetros vas a medir para saber si tus artículos están funcionando o no. También es importante determinar cada cuánto tiempo vas a revisar cada uno de ellos. Algunos, como el aumento de suscriptores, debes revisarlos cada 7-10 días, mientras que otros, como los contenidos que mejor funcionan, puede ser cada mes y medio.

Existen otros aspectos a tener en cuenta, como por ejemplo las vías que más tráfico generan en la web (SEO, redes sociales, etc.), que deben llevarnos a crear contenidos específicos para esos canales.

 

Escritorio en Analytics

Una vez sepamos qué vamos a medir, lo ideal es crearte tu propio dashboard o escritorio personalizado en Analytics (si no te resulta muy complicado). Así podrás consultar exactamente los datos que te interesan de un vistazo.

  1. Dedicar tiempo y recursos a la optimización

blog-corporativo

Tu blog corporativo siempre puede mejorar. Siempre. Aunque creas que es el mejor del mundo y las visitas no paren de crecer. La optimización es tan importante que a veces resulta más rentable analizar acciones ya hechas que llevar a cabo otras nuevas.

Para decidir qué aspectos debemos optimizar ya hemos definido los KPI y creado el dashboard. Todo ello nos ayudará a detectar los post que debemos mejorar con mayor urgencia.

 

Conversión del usuario

Una de las cuestiones en las que, sin duda, debes poner más esfuerzos es en optimizar el viaje del usuario al objetivo final. No importa si este último es el formulario de suscripción, el carrito de la compra o una landing page concreta. La persona debe llegar a su destino de forma sencilla y agradable.

Para conseguirlo, es importante mejorar aspectos como el diseño, los textos, la carga de la web, etc. Cuidándolos al máximo lo más probable es que tus conversiones mejoren de forma significativa (lo que, te aseguramos, resultará muy gratificante al medir resultados).

 

Fuentes de tráfico

Por un lado, trabaja todo lo que necesites para aumentar el tráfico cualificado hacia tu blog corporativo y conseguir más visibilidad, más relevancia y más usuarios que te interesen. Para ello hay que optimizar las campañas de Adwords, trabajar muy bien el posicionamiento SEO, establecer acciones efectivas de difusión en redes y tener un buen plan de email marketing.

Determina aquellas fuentes que te aportan un mejor tráfico e invierte en ellas la mayor parte de los recursos.

 

Por otro lado, hay que analizar las acciones que mejor funcionen y filtrar los objetivos por fuente de tráfico. Esta es la única manera de descubrir qué acciones son las que más convierten. Son estas últimas las que luego habrá que potenciar con mayor inversión y recursos.

Así también se podrán establecer las que peor funcionan y las que, por tanto, no deben obtener apenas recursos. Lo importante es no trabajar todas las fuentes de tráfico por igual si no te dan el mismo resultado.

 

Comunicación y organización interna

Para que un blog de empresa tenga éxito es imprescindible que exista una comunicación fluida entre todas las partes implicadas en su ejecución. El diseño, la difusión en redes o la redacción deben crearse siguiendo un estilo unificado. Por tanto, una óptima comunicación entre los profesionales encargados de cada uno de estos aspectos es vital.

 

Mantenimiento y actualización de contenidos

Esta es la parte que más debes optimizar, la que más trabajo te va a llevar… ¡y la que mejores resultados te traerá! Nunca debes abandonar un post publicado. Para conseguir un control óptimo, te aconsejamos que tengas un documento en el que recopiles todos los post que has publicado (el calendario que has preparado te puede servir).

Cada cierto tiempo analiza los artículos por si necesitan alguna actualización. Esta última no solo puede ser sobre contenido (que quizá se haya quedado obsoleto), sino sobre enlaces o diseño.

Ejemplos de blogs corporativos

 

Sabemos que acabamos de darte una enorme cantidad de información. ¡Pero no te agobies! No hay mejor forma de entender todo lo que has aprendido hoy que con algunos ejemplos de blogs de empresa que han sabido hacer las cosas realmente bien. Para ello puedes visitar nuestra recopilación de blogs corporativos exitosos.

Si tienes cualquier duda o quieres que profundicemos en algunos de estos temas, ¡solo tienes que decirlo! Mientras, puedes ver este resumen en forma de infografía que hemos hecho para ti o… ¡escuchar nuestro podcast! Es súper ameno (prometido) y en él te damos muchos truquis para que tu blog lo pete. Pero si, después de todo, necesitas que alguien te eche una mano, ¡solo tienes que pegarnos un silbidito!

Escucha este episodio de Paradisers en iVoox, iTunes o Spotify.

como-crear-blog-corporativo

¿TE HA GUSTADO? NO SEAS EGOÍSTA, Y !COMPARTE!