El proceso SEO no termina cuando logras posicionar tus keywords principales. Ten en cuenta que existen competidores ansiosos por conseguir superar tu web, además de otros profesionales del sector que mirarán con lupa tu estrategia. Por otro lado, seguramente te estarás perdiendo nuevas oportunidades si no ves el SEO como un flujo de trabajo que consiste en medir, analizar y mejorar.

El proceso SEO es un flujo de trabajo que consiste en medir, analizar y mejorar.

Antes de nada, doy por hecho que estás monitorizando de alguna manera tus keywords principales, ya sea con alguna herramienta de terceros, a través del propio Google Search Console o, por qué no, apuntando a mano en un Excel.  A partir de ahí, te contamos qué debes hacer con tu proyecto una vez estés consiguiendo escalar en las SERP.

1. Monitoriza y analiza periódicamente tu site

 

En primer lugar vamos a centrarnos en la monitorización de datos a nivel onpage y palabras clave. Antes de analizar mil métricas tienes que simplificar y sólo quedarte con lo que realmente te interesa. No caigas en la tentación de abarcar el máximo de información porque puedes liarte fácilmente. A continuación te damos unas pautas que podrán ayudarte:

a. Utilización de informes de seguimiento en Google Data Studio

 

Utiliza Google Data Studio: Si todavía no lo tienes, créate un informe resumen donde puedas detectar posibles problemas de un vistazo. Ten en cuenta que la información que necesitas para detectar errores no tiene por qué coincidir con la de seguimiento del proyecto, y tampoco tienen que ser las mismas métricas las de un e-commerce que las de una web corporativa.

Aquí te dejamos un informe básico de seguimiento que puedes reutilizar cambiando las fuentes de datos por defecto a las de tu proyecto. Las fuentes con las que te compartimos el informe son las de ejemplo de Google.

De todas formas, si es tu primer contacto con esta herramienta, te recomiendo que utilices y pruebes las plantillas que vienen por defecto de Google Analytics (GA) y Google Search Console (GSC). Incluso puedes investigar las que suben personas de la comunidad.

Pero no quiero dejar este punto sin explicarte brevemente las características y otras aplicaciones de GSC y GA en data studio:

    • Google Search Console (GSC) es muy útil en Data Studio porque puedes ver el rendimiento de tu web tanto a nivel URL como a nivel palabra clave, además de aplicar filtros. La parte “negativa” es que, por un lado, no puedes cruzar esa información para saber qué keyword rankea por URL y, por otro, las fuentes son limitadas y no podrás sacar en tu informe los posibles errores de indexación. Para esto último deberás entrar dentro del propio panel de GSC. Si ya quieres ir a un nivel algo más pro, para poder trabajar con más métricas entre GSC y Data Studio, deberás utilizar herramientas como Supermetrics, que dispone de un montón de conectores tanto para esta plataforma como para Google Sheets.
    • Google Analytics (GA) es otra de las fuentes de referencia que podemos utilizar. Lo básico es monitorizar las sesiones orgánicas y la información de nuevas sesiones, número de páginas vistas, tiempo de permanencia o porcentajes de rebote. Con esto puedes detectar posibles problemas que puedan tener los usuarios a la hora de acceder a tu web.

En Google Data Studio solo se pueden representar métricas de rendimiento a nivel URL y palabras clave para la fuente de Google Search Console.

En este sentido, también es importante que tengas trabajados los objetivos en tu Analytics y ver si realmente los usuarios están haciendo justo lo que tú quieres que hagan. Puedes crear un funnel o embudo de conversión para ver realmente el porcentaje de los objetivos se están cumpliendo o no. Esto es perfecto tanto para una tienda online como una web cuya macro conversión es la consecución de leads.

Lo dicho, practica e investiga sobre las plantillas para conocer el funcionamiento general de la herramienta y luego ir, poco a poco, más allá.

b. Programación de rastreos en Screaming Frog

 

A nivel SEO onpage, la herramienta Screaming Frog te ayudará a hacer un crawleo mensual para verificar que no haya problemas de URL, errores 404 o de servidor, controlar los niveles de profundidad, metadatos correctos o datos estructurados sin errores. Conecta siempre que puedas las APIS de Google Analytics, Google Search Console, Ahrefs o Majestic para llegar a más información. No vamos a explicar cómo hacerlo porque MJ Cachón lo explica muy bien en uno de sus interesantes post.

Por el momento no existe un conector de Screaming Frog con Data Studio, por lo que la única manera de hacer tu informe es exportando a Excel los datos y utilizarlo directamente como fuente de datos. En este caso, te aconsejo que lo subas a Google Drive y lo conviertas en un Sheets.

A día de hoy Screaming Frog no tiene conector para Data Studio, pero esperamos que en algún momento lo saquen, como hizo Sistrix.

c. Revisado de backlinks desde Ahrefs o Google Search Console

Ten un control de los backlinks que apuntan a tu dominio. Este es otro de los puntos más importantes que debes controlar. Así evitarás que te enlacen dominios tóxicos o de muy baja calidad que no tengan que ver con tu temática o directamente sean granjas de enlaces; o backlinks que respondan a códigos de estado distintos a 200. En general, la herramienta más utilizada para este cometido es Ahrefs, pero también puedes utilizar Google Search Console en la sección de “Enlaces”. Descárgate todos los enlaces y comprueba si pertenecen a dominios que tengan relación con tu temática.

2. Encuentra nuevas oportunidades de búsquedas, canales o incluso mercados para escalar tu proyecto

 

 

Ya sea para mejorar contenido como para la creación de nuevas categorías, mira más allá y no te quedes sólo con Google. Realiza un nuevo keyword research desde otros buscadores como Amazon, por ejemplo. Seguro que encuentras más ideas, ya sea para el mismo site como para comenzar un nuevo proyecto. Esto, evidentemente, para tiendas online que vendan productos.

Como es obvio, sigue analizando de vez en cuando a tu competencia para descubrir si han trabajado algo más en su estructura o en su blog para atraer tráfico. También puedes ver qué métodos utilizan para captar la atención del usuario, retenerlo e interactuar en la web.

Otra opción es pasarte a nuevos canales, como por ejemplo Youtube, siempre y cuando el nicho de tu web y tu target consuma contenido relacionado por esa vía. Si es así, bienvenido al SEO para Youtube ;)

Investiga en qué canales se encuentra tu target y, si hay un buscador en ellos, sácale provecho.

También puede interesarte crecer a nuevos mercados geográficos menos explotados y meterte en SEO internacional. Para dar este paso tendrás que realizar un estudio de palabras clave sobre ese país o mercado que te ayudará a conocer realmente si la inversión realizada merece la pena.

3. Sigue de cerca a tus competidores

 

Puedes crear una alerta en Google Alerts con el nombre de marca de tus competidores y estar al tanto de cada publicación que haya sobre ellos. También puedes agregar su feed, si tienen blog, a tu aplicación de curación de contenido favorita, como puede ser Feedly o Pocket.

No olvides revisar las SERP, de manera manual o utilizando herramientas profesionales como Ahrefs, Semrush o Sistrix, para localizar nuevos competidores en el panel de juego. Otras alternativas más económicas son Kiwosan o Ubersuggest (esta es totalmente gratuita y tiene una sección donde te presenta todos los competidores a partir de la palabra clave que te interese, aunque no sus metadatos).

Si quieres exportar los resultados para trabajarlos en Excel, puedes utilizar la extensión SERP CSV de Vivir en remoto, donde podrás obtener las URL y metadatos que utilizan los competidores de las SERP.

Tratamos de darte diferentes alternativas sobre herramientas SEO a utilizar, pero dependiendo de cómo las uses y para qué, te conviene utilizar herramientas SEO gratuitas o de pago.

4. Vigila que no te copien, tanto estrategias como contenidos

 

Como comentamos al principio, estar en las primeras posiciones implica no solo que los usuarios te vean, sino que también lo haga la competencia. Esto deriva en la posibilidad de que te copien contenido. Aunque en principio Google le da relevancia al original, si ese competidor tiene más autoridad, quizá te lleves la sorpresa de que Google crea que eres tú el que lo ha copiado.

¿Y cómo sé yo que alguien me ha copiado en internet? Pues muy sencillo, tienes dos maneras: comprobando a mano en Google o utilizando herramientas online.

La técnica de comprobar a mano si hay texto plagiado tuyo por internet, consiste en añadir en el propio buscador un pequeño fragmento entrecomillado, como en este ejemplo:

 

“comprobando si alguien me está plagiando descaradamente”

La otra alternativa es utilizar herramientas como Copyscape, donde podrás añadir una URL de tu página para comprobar si alguien a utilizado tu contenido.

Intenta dedicar algo de tiempo a revisar que tus textos más importantes no estén copiados.

En cuanto a las estrategias de posicionamiento, es complicado que alguien que tenga ciertos conocimientos de SEO no encuentre algún patrón que has seguido. De todas formas, eso no es nada malo. Lo importante es tener una web bien segura, tanto para bots maliciosos como para aquellos cuyo objetivo sea intentar que tu web caiga en una penalización. Esto es posible, por ejemplo, inyectando a través de código contenido no relacionado con tu temática y fuera de las directrices de Google.

5. Optimiza aquellos post o landings cuyas palabras clave ya estás monitorizando pero no consiguen rankear lo suficiente

 

Estoy seguro que no consigues rankear todas las keywords, por lo que vuelve a analizar de nuevo los resultados y trata de mejorar el contenido de cada página. Además, sigue mirando qué competidores se posicionan y cómo lo están haciendo. Por otro lado, recuerda posicionar una intención de búsqueda por URL y evitar canibalizaciones.

En caso de que veas que el trabajo no está dando ningún resultado, tienes que plantearte si realmente estás respondiendo a lo que está buscando el usuario o si es necesario darle otra vuelta.

Con esto esperamos haberte dado algunas ideas para que apliques a tu proyecto cuando ya estás posicionando por las palabras clave que te interesan. ¿Tienes alguna o sugerencia? No dudes en comentar =) Y si quieres saber más sobre SEO, ¡suscríbete a nuestra newsletter!

que-hacer-cuando-tus-keyords-estan-posicionadas