¿Tienes correo electrónico? Entonces seguro que sabes, por lo menos a grandes rasgos, qué es el mailing. ¿Acaso nunca te ha llegado un correo de un blog al que estás suscrito o una oferta de una tienda online en la que has comprado alguna vez? Pues eso. Vamos a ampliar esta somera información para que sepas, al 100%, en qué consiste esta estrategia.

Significado de mailing

 

Como primera aproximación para entender qué es el email marketing diremos que es una estrategia para captar clientes y obtener ventas mediante correos electrónicos. Para ello, es imprescindible enviar información relevante para el usuario, contenido que le interese y tenga valor para él.

Para llevar a cabo estas estrategias, es preciso que antes se apliquen acciones de inbound marketing para conseguir que el usuario brinde su dirección. Es decir, hay que seducir al usuario con contenido atractivo para él. De esta manera, querrá saber más sobre la compañía, tendrá una buena predisposición hacia la misma y estará atento a la información que esta le envíe a su correo electrónico (ya sean post del blog, ofertas, promociones,…).

Así, es decir, convenciendo al usuario, se podrá llevar a cabo una campaña eficaz y positiva para ambas partes. El potencial cliente gana al obtener una información que le interesa, mientras que la empresa da a conocer sus productos o servicios de una forma menos intrusiva y más natural.

Diferencias entre email marketing y spam

 

Muchas personas tienden a confundir el mailing con el correo no deseado. Nada más lejos de la realidad. A continuación puedes ver los puntos clave en los que se diferentes ambas estrategias:

Mailing

  • Emails recibidos bajo la aceptación del propietario del correo.
  • Ofrece información exclusiva y relevante.
  • Existe la oportunidad de cancelar la subscripción.
  • El idioma del email está basado en las preferencias que el usuario ha escogido.

Spam

  • Son emails enviados sin el consentimiento del propietario del correo.
  • Contiene mensajes abusivos.
  • Información irrelevante para el usuario.
  • Emails en inglés u otro idioma no requerido.
  • Muchos contienen virus, troyanos y malware.

Como puedes ver, ambos conceptos son totalmente diferentes. Uno ayuda al potencial cliente, otro le envía mensajes irrelevantes (o incluso dañinos). El primero genera un trato personal, un aumento del interés y un incremento de las ventas online; el segundo crea malestar en la persona, sensación de abuso y desafecto. En definitiva, no son, ni por asomo, el mismo tipo de estrategia.

Cómo hacer email marketing

 

Aunque desde un gestor tradicional se puede enviar un correo a muchos destinatarios, eso puede confundirse con spam, por lo que te aconsejamos (encarecidamente) que no lo utilices (nunca) para este tipo de acciones. Confirma que has entendido la definición de mailing utilizando un buen gestor especializado.

Estas herramientas no solo te ofrecen infinidad de plantillas que resultarán mucho más atractivas para los usuarios, sino que, además, te permitirá segmentar los destinatarios. Es decir, puedes crear una cadena de emails para las personas que han hecho solo una compra en tu web, otra para quienes hayan dejado artículos en el carrito, etc, etc.

De esta manera, podrás generar contenido personalizado según el punto del proceso de compra en el que se encuentre la persona. Así el contenido será más relevante para ella y más eficaz de cara a los resultados de tu empresa.

Por último, te aconsejamos llevar a cabo test A/B para saber qué tipo de mensaje cala más en tu público y (¡por supuesto!) hacer análisis de los resultados de todas tus campañas. De esta forma estarás siempre a tiempo de realizar los cambios que estimes necesarios para mejorar los clics o el porcentaje de apertura.

Ahora que ya conoces qué es mailing, ¿sabes cuál es el siguiente paso? Llevar a cabo la tuya, por supuesto. Recuerda que, si necesitas ayuda, solo tienes que pegar un silbidito al equipo de Marketing Paradise.