“Porque sí” no es un argumento. Así que si has escuchado 2.472.836 millones de veces que necesitas un plan de comunicación pero aún no sabes muy bien las razones por las que es tan importante, toma papel y lápiz (o sucedáneo digital que prefieras) y ponte manos a la obra.

Primero… ¿qué es un plan de comunicación?

 

Una hoja de ruta, un camino a seguir, una guía,… En definitiva, el plan de comunicación de una empresa es un documento sobre el que pararte a pensar la estrategia. Solo que, en este caso, se basa solo en la estrategia para los mensajes que la marca va a enviar por canales digitales: blog, redes, web,… 

Como toda guía (espiritual, de viajes o para perder peso, pon el ejemplo que quieras aquí: ______), esta pretende definir unos objetivos claros y un rumbo fijo para llegar a ellos. De esta manera, todas las personas implicadas saben en qué dirección tienen que remar y, sobre todo, por qué. 

Que haya coherencia hace que todo fluya, que se comprenda cada paso, que cada una de las acciones tenga sentido. Y, sobre todo, que el usuario entienda quién eres, cuál es tu identidad, qué es lo que ofreces y qué te diferencia de los demás. 

Como ejemplo de plan de comunicación se debe establecer un contexto, el tipo de público, los canales idóneos para llegar a él, qué tipo de mensajes usar para ello, con qué intención, cómo se van a evaluar los resultados… En definitiva, un montón de aspectos que sentarán las bases de toda tu estrategia. 

En un plan de comunicación online se definen unos objetivos medibles y una estrategia para conseguirlos a través de los canales digitales de la marca.

Bien. Pero eso no es de lo que trata este post. No, señor. Después de una breve definición vamos a lo que nos ocupa: las ventajas.

Ahora, sí que sí, vas a saber cómo hacer un plan de comunicación y por qué debes tener uno bien redactadito, negro sobre blanco, antes de ponerte a lanzar tiros al aire en tus redes, tu blog o tu web. 

Ventajas de un plan de comunicación digital

 

Genera una imagen unificada

 

¿No te has encontrado alguna vez con una marca que en su web habla de usted, en sus redes tutea y en su blog tiene un tono que no hay quien la reconozca? Pues eso está muy requetemal. 

El objetivo de un plan de comunicación es tener una identidad reconocible, un tono, unas imágenes y un estilo coherentes entre sí tiene premio. Porque el usuario reconocerá tu marca, sabrá quién eres y cómo haces las cosas. Y, si le gusta lo que ve, lee y siente cuando te escucha por cualquier canal digital, puede que sea el principio (¿de una bonita amistad? También) de una relación que vaya más allá del usuario-marca hasta convertirse en cliente-marca.

Evita gastos tontos

Te puede parecer una chorrada, pero de gastos tontos mueren proyectos a puñados. Y no está la cosa para tirar dinero, así de claro. Un ejemplo de gasto tonto es llevar a cabo dos campañas de ads con mensajes que no identifican la marca.

O pagar a un freelance para que haga un post en el blog con un estilo que no tiene nada que ver con la marca y que, por tanto, no venda.

O que dos personas lleven las redes sociales y que cada una ponga los mensajes que considera, haciendo un lío al usuario, que al final no compra. Vamos, que no tener un plan estratégico de comunicación sale caro.

Optimiza tiempo y resultados

 

El tiempo es finito. Y el de trabajo, más aún. Así que si tienes un plan de comunicación y marketing que te focalice en los canales importantes para tu público y cómo dirigirte a ellos para conseguir tus objetivos, mejor que mejor. 

¿Que siempre se puede ir probando lo que mejor funciona e ir cambiando un poco de rumbo en función de los resultados? Por supuesto. Pero si no sabes ni lo que quieres conseguir y vas como pollo sin cabeza, ¿cómo puedes diferenciar lo que funciona de lo que no?

Genera empatía

 

Cuando conoces a alguien, generas más empatía con esa persona que cuando no la conoces de nada. Y que tus usuarios te reconozcan en tus mensajes por su estilo, personalidad y coherencia, hace que ganes credibilidad y que, por tanto, tus mensajes calen un poquito más. 

Acciones más eficaces

 

Cuando sabes lo que quieres, puedes errar un par de veces en la forma de conseguirlo, pero cada error te acercará más a tu objetivo.

Esto hace que, a la larga, tus acciones sean mucho más sólidas y eficaces. 

¿Qué incluye un plan de comunicación digital?

 

Ahora que ya sabes qué es un plan de comunicación online y por qué debes tener uno, ¿qué te falta? Pues saber toda la información que debes incluir en él. Así que, si los has dejado a un lado, pilla de nuevo el papel y el boli (o sucedáneo digital, ya sabes). 

Objetivos de la comunicación digital

¿Deben estar aunados con los de la marca en general? Por supuesto, y con los del plan de comunicación general del proyecto también. Pero el mundo digital tiene sus peculiaridades, y debes adaptar tus objetivos a ellas. 

 

Quién es tu público digital

Si tienes una parte online y offline, puede que los públicos que tienes en ambos casos no sean exactamente el mismo. Define el público al que vas a dirigirte en tu comunicación digital y de qué forma quieres hablarle. 

 

Canales en los que vas a trabajar

El punto anterior enlaza con este. En función de los canales en los que suela estar tu público, debes elegir con cuáles quieres trabajar. Pero no solo nos referimos a las redes, también al blog o al e-mail marketing

Estos son los 3 aspectos clave que debes incorporar en tu plan de contenidos online sí o sí. Pero hay elementos que también son importantes y que puedes incorporar si no están ya determinados en el plan de comunicación general de la marca. 

Información clave como el análisis DAFO o el de la competencia son fundamentales para saber en qué aspecto eres fuerte, en qué debes mejorar y cómo lo están haciendo otras firmas de tu sector. 

Por otro lado, puedes hacer también un calendario de contenidos general. Es decir, un calendario para saber aproximadamente cada cuánto quieres publicar, qué tipo de publicaciones quieres llevar a cabo y con qué tono. 

Y, por supuesto, también puedes definir qué KPI vas a analizar en cada uno de los canales para saber si las publicaciones están funcionando o no. Porque si no vas a analizar si lo que haces funciona o no… ¿qué sentido tiene todo lo demás?

Bien. Ya sabes qué es un plan de comunicación digital y las razones (contundentes, de peso, no un sí porque sí) por las que debes tenerlo. ¿Vas a esperar mucho más para tener el tuyo? 

¿TE HA GUSTADO? NO SEAS EGOÍSTA, Y ¡COMPARTE!