Es imposible ser especialista en todo, pero eso no significa que no puedas trabajar para escribir un post de gran calidad, con un contenido espectacular, sobre un tema determinado. No es lo mismo ser científico que escribir un post sobre por qué bostezamos. Y no hace falta serlo para conseguir un buen artículo del tema.

Por eso, cuando preparamos contenido para clientes de sectores con los que no estamos muy familiarizados en lo que es la temática general, ya sea por que es muy técnica o porque nos es muy ajena, aplicamos una serie de directrices o herramientas que nos ayudan mucho para finalmente publicar cosas buenas.

Investigación completa. Al ser temáticas desconocidas, lo primero que necesitas es saber de qué va el tema, qué particularidades tiene, qué se sabe hasta ahora… y algo importante, donde termina el proceso: encontrar el punto en el que aportaremos el valor añadido. De esta forma, sabremos de qué estamos hablando y qué queremos contar para ofrecer algo nuevo y diferente.

Cuidado con términos propios. Tan importante es dominar la materia como escribir sobre ella con corrección. No se trata solo de evitar errores ortográficos, sino de emplear de manera adecuada los términos o expresiones propias de ese sector. Utilizar su lenguaje es un paso más para acercarse a su público, y algo indispensable para hablar sobre el sector concreto.

Consejos para escribir sobre sectores que desconoces. #copywriting Clic para tuitear

Posiciónate entre ‘ignorante’ y ‘listillo’. Todo el contenido se puede ir al traste por utilizar una expresión en la que evidencies que no tienes ni idea, o que eres el gurú del mundillo. Cuidado con el estilo que utilizas: ni alguien nuevo ni una referencia. Cercanía, naturalidad, dedicación y cariño son conceptos que te pueden ayudar a conseguir situarte en el lugar ideal.

Refuérzate con referencias. Aprovecha toda la investigación que has necesitado para entender el tema y utilízala como un apoyo a tus explicaciones. Enlazar a gente que ya ha tratado el asunto del que hablas apoya mucho tus argumentos y da más seguridad al usuario: encuentra motivos para confiar en ti y además entiende que has estado trabajando sobre ello.

Búscate un filtro. A veces es complicado, pero lo ideal es que antes de publicarlo consigas que alguien que esté metido en el tema, que sepa de qué va y tenga experiencia, le eche un vistazo final al post y te corrija cosas que vea necesarias. De esta forma, el contenido estará completo y listo para triunfar.