En internet existen muchísimos artículos sobre cómo realizar una auditoría SEO para una web, y es que realmente no hay una única manera de realizarla. Por este motivo vamos a explicar los puntos que consideramos más importantes a la hora de analizar un proyecto. También te recomendamos escuchar este episodio del podcast y no perderte ningún detalle.

Escucha este episodio de Paradisers en iVoox, iTunes o Spotify.

¡Y también puedes vernos en YouTube!

¿Qué es una auditoría SEO?

 

Debemos comenzar a ver la auditoría SEO como una herramienta práctica donde identificar problemas de impacto y no como un informe de 200 páginas.

Es una “foto” de un momento determinado en el tiempo de tu sitio web donde se recopila toda la información del mismo, pero poniendo el foco en el canal del SEO (tomando como fuente el tráfico orgánico). Sirve para identificar posibles problemas que afectan al posicionamiento orgánico o natural de tu web en buscadores, proponer soluciones e implementarlas siguiendo un roadmap de actuación.

Pero, ¿cómo se si necesito una auditoría web? Se pueden dar diferentes casos:

  1. Obviamente, al principio de la creación de la web.
  2. Cuando ya tienes una web donde nunca se haya trabajado el SEO.
  3. Si notas que tu web no te está atrayendo el tráfico orgánico esperado.
  4. Cuando se realiza una migración.

Pero no te quedes sólo con estas 4 posibles situaciones, ya que creemos que es muy interesante que hagas la auditoría cada cierto tiempo, sobre todo para ir detectando posibles mejoras.

¿Cómo hacer una auditoría SEO?

 

Como hemos comentado, existen muchas maneras de realizarla, desde un checklist hasta algo más elaborado poniendo foco en los problemas más importantes de la web. En este artículo te explicaremos cómo hacer una auditoría SEO paso a paso y que te ayude tanto si tienes una web propia como si es para clientes.

1. Parte estratégica

Este es el primer paso y a la vez el más importante, porque nos va a mostrar el camino y los objetivos a los que queremos llegar desde un punto de vista de negocio. Debes saber cuál es la situación actual a nivel posicionamiento sobre lo que vendes y tu propuesta de valor.

Para conocer esto nos ayudaremos de la analítica web (Google Analytics y Google Search Console) y de una herramienta que emule un crawler, como Screaming Frog. Basta decir que, si las herramientas de analítica no están recogiendo correctamente los datos, tomaremos decisiones erróneas. Por lo que será importante revisar que toda esa parte esté correctamente implementada.

  • Tráfico orgánico, conversiones y queries

Debemos conocer qué URL están convirtiendo. ¿Son transaccionales o también convierten algunas informacionales? ¿Por qué intenciones de búsqueda están posicionadas? ¿Son las que nos interesan. Todas estas preguntas las puedes responder, en primer lugar, mirando en Google Analytics las páginas de destino y fijándote en las métricas de visitas orgánicas y conversiones.

auditoria-seo

Por otro lado, puedes ver en Google Search Console las diferentes keywords por las que está posicionando las URL con más tráfico o que más convierten de tu web, por ejemplo.

Una buena práctica para auditar tu sitio web sería realizar segmentos en Analytics por las agrupaciones de URL que consideres. Esto puede ser desde transaccionales (de tipo hacer) a informacionales (de tipo saber) o por tipología de páginas (AMP, blog, categorías,…).

auditoria-seo
  • Visibilidad, contenido y competencia

Con herramientas como Ahrefs, Semrush o Sistrix podemos comprobar de manera global, es decir, para todo el conjunto de palabras clave de nuestro site según la base de datos de cada una; el tráfico total que puedes estar recibiendo en un período determinado. 

Se podría tomar como “visibilidad” las impresiones desde tu Google Search Console para hacernos una idea de la evolución. Pero la desventaja es que no podremos compararnos con la competencia.

Utilizando las herramientas anteriores podremos saber cómo son de fuertes los competidores, qué páginas les funcionan mejor (tanto publicaciones del blog como categorías o fichas de productos) o por qué queries están posicionando. Además, toda esta información también la podremos conocer de nuestras propias páginas.

  • Estructura de la información

Es quizá la parte más importante de la web y para conocerla en profundidad te recomendamos segmentar las URL como mínimo entre informacionales y transaccionales y por tipologías de páginas, para así tener una visión más agrupada de los datos a la hora de auditar tu página web. Si ves el site como URL sueltas puede ser todo bastante caótico, incluso para identificar problemas. Si por el contrario tienes que comenzar la web, te recomendamos que visites el post sobre cómo crear una arquitectura web SEO.

  • Enlazado interno

Nos suele dar una pista de las páginas más importantes de la web, pero no por ello puede estar bien. No es lo mismo enlazar desde la home que desde un página en un nivel de profundidad 4. Lo comentaremos con más detalle en la parte de popularidad.

Toda esta información podemos extraerla al vincular Screaming Frog con Analytics y Google Search Console. Exportamos todo a un spreadsheet o excel y trabajas con tablas dinámicas para agrupar los diferentes segmentos y tipo de páginas que hayas clasificado.

auditoria-seo

Ahora que tenemos una visión a nivel negocio de los segmentos o zonas de la web que más nos interesa priorizar, es cuando nos metemos de lleno en cuestiones más técnicas.

2. Parte técnica

  • Rastreo e indexación

Es lo primero que debemos comprobar al realizar esta parte más técnica de la auditoría de una página web, ya que, para aparecer en el índice de Google, tu web tiene que ser rastreable e indexable. Entonces…¿qué miramos?

1. Rastreamos la web con un crawler: nosotros trabajamos con Screaming Frog, pero existen otras alternativas como Oncrawl, SiteBulb o Beam Us Up (gratuita y sin límite de URL). El objetivo es emular el rastreo como si lo hiciera Google Bot y comprobar qué URL tienen un código de estado distinto del 200 o qué URL están siendo bloqueadas por el robots.txt. Recuerda enfocarte en las páginas de tipo html. Hay veces que, de todo el listado de URL que saca la herramienta, ya puedes tantear cuáles deberían estar bloqueadas y no lo están.

También podemos ver si las URL son indexables o no. Ojo, esto no quiere decir que estrictamente estén indexadas. Lo más normal es que todas aquellas URL que se quieren posicionar estén con una metaetiqueta “index”, sean indexables, y estén en el índice de Google. 

Vale, ¿pero cómo puedo saber si están indexadas por Google? Tenemos el método manual para comprobar casos puntuales con el comando site:url o, si lo quieres hacer en bulk, puedes utilizar una herramienta como URL Profiler.

Por último, comprobaremos si las URL que nos interesan tienen los canonical apuntando correctamente. Es decir, a sí misma o al la URL que tenga un objetivo claro.

2. Comprobamos el archivo robots.txt: comprobamos qué directorios están bloqueando al crawler y si existe la URL correcta al sitemap.

3. Comprobamos el sitemap.xml: no nos debemos quedar solo en si existe o no el sitemap. Tenemos que comprobar qué URL están en él, si coinciden con las que queremos mostrar en el motor de búsqueda y comprobar que no tengas errores 404 o redirecciones 301. El sitemap lo podemos incluir desde el propio rastreo del dominio con Screaming o simplemente analizando la URL del sitemap.

  • Contenido

Gracias al contenido, Google puede saber de qué trata cada página de tu web. Y gracias a la estructura de la información comentada al principio, Google sabrá la temática relacionada de todo el site, por eso es otra parte fundamental para una auditoría SEO on page.

1. Detección de canibalizaciones: es posible que exista una situación en la que, por ejemplo, si tu web es una tienda online, esté posicionando un producto cuando realmente tu intención es que se posicione una categoría de la tienda. O un post en vez de una categoría. Es decir, Google no sabe realmente qué página mostrar, porque, para “él”, tienen una misma intención de búsqueda. En consecuencia, se hace un lío y no muestra la URL que realmente quieres tú mostrar.

¿Cómo puedo comprobar esto? Puedes hacerlo directamente desde Google Search Console, añadiendo la palabra clave objetivo y verificando qué URL está respondiendo a esa query. También puedes analizarlo con Data Studio, donde directamente puedes comprobar qué palabras se están rankeando para varias páginas.

auditoria-seo

El contenido es fundamental para dar respuesta a la intención de búsqueda de los usuarios por medio de nuestra web.

2. Detección de thin content: sobre el thin content o contenido de bajo valor tenemos un post para detectarlo que no te puedes perder y que te ayudará a aplicar algunos consejos para ponerlos en práctica.

3. Revisión de metadatos: se trata de comprobar que las URL más importantes y que quieres posicionar al menos tengan bien enfocados los titles y descriptions. Esta información también la saca Screaming.

Además, con hacer un site:tudominio puedes ver el estado general de todas las páginas indexadas.

  • Web Performance Optimization (WPO)

Es otro de los pilares a tener en cuenta a la hora de auditar páginas web y seguramente la parte más complicada de optimizar, ya que depende más de un desarrollador o al menos de alguien con nociones para mejorar el rendimiento de la web. Este es el motivo principal por el que lo ponemos aparte. El objetivo es conseguir una velocidad de carga por debajo de los 2 segundos. Para evitar que los usuarios se vayan y el porcentaje de rebote aumente, pero también que la capacidad de rastreo para la araña de Google sea más eficiente.

Google le da bastante importancia porque estamos ya en un entorno donde el mobile es el dispositivo nº 1 por donde se realizan búsquedas, de ahí que haya mejorado sus métricas de rendimiento para el análisis de los sites

Algunos aspectos a tener en cuentas son:

  • Optar por un buen hosting.
  • Peso de las imágenes.
  • Reducir el número de peticiones externas.
  • Comprimir y minificar archivos CSS, JS y HTML. 
  • Utilizar caché de servidor. 

Algunas de las herramientas que te ayudarán para su análisis son PageSpeed Insights o GTmetrix.

  • Popularidad

La popularidad de una web puede ser interna (enlazado interno) o externa (enlazado externo). Normalmente el enlazado externo se relaciona con el Offpage, pero un análisis en profundidad de los enlaces externos no tiene sentido si tienes en tu propia web diversos problemas. De todas maneras, puedes comprobar en un primer vistazo, por ejemplo con Ahrefs o desde tu Google Search Console, la existencia de dominios raros que te pueden estar afectando.

Vale, ¿y cómo sé la popularidad interna de las URL de mi sitio? Para la popularidad interna se tiene en cuenta el número de veces que una página es enlazada desde otras páginas diferentes de la web. Desde Google Search Console, en el apartado de enlaces, se muestra un reporte de las páginas más enlazadas, lo que, al menos, ya te sirve para hacerte una idea.

auditoria-seo

Pero para hilar más fino en la auditoría de tu sitio web necesitarás más información y poder cruzarla. Por tanto, también “tiramos de la rana” para poder utilizar su link score junto al nivel de profundidad de cada página, así como las visitas, clics que reciben y si están cumpliendo objetivos. Con estos datos puedes descubrir URL que son importantes para tu negocio pero que no están tan enlazadas como otras o incluso están a varios clics de profundidad.  

auditoria-seo

3. Roadmap de acciones

  • Identificación de problemas

A estas alturas, ya conoces casi a la perfección el site. Tienes la foto de cada parte de la web y su rendimiento a nivel negocio e informacional, por lo que ya conoces los posibles problemas que pueden estar causando que no rinda a nivel SEO.

  • Propuesta de soluciones

Con ese foco, tienes que decidir qué acciones pueden tener más impacto en el negocio y cuales menos, así como el esfuerzo que supone aplicarlos. Te puede ayudar crear una gráfica donde el eje “Y” suponga el impacto de la acción y el eje “X” el esfuerzo y tiempo invertido. Traza una lista de las partes a trabajar con un timeline, es decir, un diagrama de Gantt para tener controlado el proceso y cada implementación que se realiza.

Esperamos que este post te sirva para realizar o mejorar tu auditoría SEO web y que los pasos dados te ayuden en el proceso de realizarla. Si tienes cualquier consulta no dudes en comentar y, sobre todo, no te olvides de compartir.

auditoria-seo
¿TE HA GUSTADO? NO SEAS EGOÍSTA, Y ¡COMPARTE!