Cómo enseñar los valores de marca en tu blog de empresa

valores-marca-blog-empresa

El blog y el branding son dos conceptos que en muchos casos deben tratarse como uno. Es decir, el primero hay que utilizarlo como la herramienta para que el segundo mejore, para trabajarlo y conseguir resultados muy buenos, y, atención marcas, mucho más baratos que lo que antes debíais hacer online (pregúntanos y te lo demostraremos).

Ya hablamos de algunos ejemplos de blogs corporativos que lo estaban haciendo muy bien, y no solo por la calidad de sus contenidos, sino porque tenían un estilo propio, que iba unido a sus valores como marca, esos que esta debe transmitir en todas sus acciones.

Dicho esto, la pregunta es: ¿Cómo enseño mis valores de marca en el blog? Aquí van unas cuantas cosas que te ayudarán.

Deja claro quién eres. La parte del blog en la que explicas quién eres y ‘de qué va esto’ es un buen sitio para empezar a transmitir tus valores. Cuenta qué es tu empresa, a qué se dedica y qué encontrará el lector en tu bitácora. Deja bien claro qué quieres de él –su dirección de email, que compre tu producto, que pida información- y anímale a seguir descubriendo más cosas sobre el blog o sobre tu marca.

Y si tu marca ya es muy conocida, este es un buen sitio para reforzarla, para aportar algo más y, sobre todo, para enumerar todo lo que ese blog puede dar de sí como para que el usuario tenga que seguirlo de manera habitual.

Diseño. El diseño de tu blog también puede llegar a decir mucho de ti. Si eres un banco, utilizar colores como el rosa no parece muy adecuado. Si vendes cupcakes por Internet, entonces sí. Si uno de tus valores es la innovación, ten la seguridad de que tu blog no esté diseñado como los demás. La personalización del diseño (y en todo en general) es algo básico para que una marca se diferencie del resto de blogs relacionados.

Demuestra con palabras. Que todos tus contenidos reflejen lo que eres. Empieza por publicar temas relacionados con tu sector, y no publiques nada sin preguntarte: ¿Hay un cachito de mi empresa en este post? Si no lo tienes claro, dale una vuelta. Que tus palabras demuestren lo que es tu marca. A veces es complicado demostrar un estilo propio con un texto, por lo que conviene dedicarle suficiente tiempo a pulirlo.

Demuestra con actos. El último requisito para que tus valores como marca se reflejen en el blog y, sobre todo, no queden en una declaración vaga y poco creíble de intenciones. Si anuncias que la atención al cliente es una virtud de tu empresa, no dejes que pase más de una hora sin responder a un comentario de un cliente. Cuida todos los detalles del blog, es la mejor manera de demostrar tus valores.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo! Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPin on PinterestEmail this to someone
Opt In Image
¿Te ha gustado? ¡Tenemos Más!
Te lo mandamos a tu Email.