Todos sabemos lo que es un vídeo. Y todos sabemos, por lo menos a grandes rasgos, lo que es el marketing. ¿Es así? Perfecto. Sin embargo, al combinar estos términos en uno nuevo, más ambicioso y cool, se genera un concepto innovador al que, ya verás, podrás sacar mucho partido. Te explicamos qué es el videomarketing y cómo puedes aprovecharlo para mejorar tu marca. ¡Presta atención!

¿Qué es el videomarketing exactamente?

 

Es una estrategia que consiste en realizar contenido audiovisual que capte de forma positiva la atención del espectador, centrándola en un producto o servicio, y difundirlo en diferentes medios online. Esta técnica sirve, además de para promocionar las ventas, para mejorar la imagen de marca. El fin último es aumentar la repercusión y/o los ingresos.

Los seres humanos tenemos el sentido de la vista como el rey de la información que llega a nuestro cerebro. De hecho, el “si no lo veo, no lo creo” pierde un poco su significado si lo aplicamos a otros sentidos, ¿no crees? Nunca escucharás a nadie decir “si no lo huelo, no lo creo”. Por eso es tan eficaz a la hora de transmitir una información que queremos que sea recordada y asimilada.

El videomarketing sirve, además de para promocionar las ventas, para mejorar la imagen de marca.

Esta fórmula trata de compartir vídeos corporativos para mejorar los resultados, algo que toda compañía, blog o tienda online necesita. El contenido audiovisual tiene un enorme potencial que ya muchas empresas están aprovechando. Y para conseguirlo solo hay que saber llevar a cabo estrategias de creación de vídeos que resulten atractivos para el público específico para el que fueron creados.

Cómo crear una estrategia de videomarketing eficaz

 

Partiendo  de la base de que no existe una fórmula mágica para saber cómo hacer el videomarketing para empresas más atractivo y eficaz, siempre hay que cumplir una serie de normas básicas para que te ayude a conseguir tus objetivos. Aquí tienes un pequeño resumen de las condiciones mínimas que tiene que cumplir el contenido audiovisual para tener éxito. ¡Toma nota!

Creatividad y calidad

 

Por suerte o por desgracia, en pleno siglo XXI los usuarios ven cientos de vídeos al día. Las redes sociales, las plataformas exclusivas de vídeo, la televisión… El público está perfectamente adaptado y acostumbrado a consumirlos y juzgarlos. Si el que vas a hacer para tu proyecto no es original, creativo y diferente, lo más probable es que pase completamente desapercibido.

Como ese no es el objetivo, te aconsejamos que pienses muy bien lo que quieres transmitir y cómo hacerlo de una manera que parezca única y singular. Capta la atención del público y dirige su mirada justo donde tú quieres que la ponga: en tu producto.

Además, recuerda que también es imprescindible que el formato y la calidad de imagen sean óptimas para los medios en los que los vas a publicar y difundir. Al fin y al cabo, a nadie le gusta ver un vídeo que esté pixelado o tenga demasiado movimiento de cámara, ¿no es así?

Duración ideal

 

Un vídeo demasiado corto apenas dice nada de tu producto o servicio. Uno demasiado largo no lo terminará de ver nadie, con la consiguiente pérdida de potenciales clientes. ¿Cuál es la duración perfecta para que el usuario se quede satisfecho con el contenido? Entre los 40 segundos (como mínimo) y los 4 minutos (como máximo) de duración. De hecho, si te mueves entre los 2 y los 3 minutos, seguramente llegues mejor a tus objetivos.

Difusión en plataformas

 

Si después de crear un vídeo fantástico lo mantienes solo en un apartado rincón de tu web, es que aún no te has enterado bien de cual es el objetivo del vídeo en marketing digital. La idea es que el contenido multimedia con las propuestas de valor para tus potenciales clientes llegue al máximo número de personas posible. En consecuencia, ¡hay que difundirlos! Y todo lo que puedas, además. Redes sociales, plataformas de vídeo, newsletter,… Todas las herramientas son pocas si el contenido es bueno.

5 ventajas del marketing en vídeo

 

  1. Aumenta tus opciones de conversión

El uso del multimedia mejora tu tasa de conversión de manera espectacular. No hay nada como un vídeo para mostrar quién eres o qué es tu producto. Hace que el mensaje sea más atractivo y más entendible. Por otro lado, exige el usuario menos tiempo para “escucharte”.

  1. Mejora tu SEO

Las páginas que incluyen vídeos (sobre todo de YouTube) mejoran el posicionamiento orgánico en Google. Al buscador le gusta ver este tipo de formatos en las webs. Además, el que una persona se quede el tiempo suficiente en tu URL para verlo, también influye en la experiencia de usuario, que resulta más positiva. Los motores de búsqueda tienen en cuenta todos estos factores para posicionar mejor un site.

  1. Más formatos, más atractivo

El videomarketing también ayuda a que el contenido de la web no sea monótono: texto-imagen, texto-imagen… Cambiar de formato le da frescura al sitio, consigue que sea más ameno visualmente.

  1. Genera confianza

Ver el producto en un vídeo da confianza de cara al proceso de compra.

Nada mejor para un posible cliente que ver lo que ofreces con sus propios ojos. Eso le da una tranquilidad importante a la hora de tomar la decisión de terminar una venta, llamarte para pedir información o cualquier otra acción que estemos buscando de nuestros usuarios.

  1. Es muy compartible

Se trata de un formato muy demandado en las redes sociales, que se consume muy bien. De hecho, el vídeo es lo que más se difunde en redes como Twitter o Facebook, por lo que su utilización aumentará el alcance de tu marca.

Ahora que sabes qué es el videomarketing y cómo puede ayudar a mejorar la imagen de tu marca, seguro que ya entiendes la importancia que tiene este formato en el mundo digital. Difusión, confianza, impacto en los usuarios… ¡Lo tiene todo! Recuerda que si lo que quieres es aplicarlo de manera eficaz, ¡solo tienes que darnos un silbidito!

¿A que mola? Pues comparte, guapis.