Crear un e-commerce desde cero siempre es complicado, para qué nos vamos a engañar. ¡Pero no imposible! Si te está rondando por la cabeza montar una tienda online de alimentación, presta muuuucha atención a este post, porque te dará las claves para que, al menos, sobrevivas al tortuoso primer año. Consejo: pilla papel y lápiz.

Aspectos comunes a cualquier e-commerce

 

Propuesta de valor

¿Qué te diferencia de la competencia? ¿Por qué razón el cliente te debe comprar a ti y no a los 20 e-commerce que tiene a su alcance? Añade tu propuesta de valor desde el minuto uno en la home, landings, redes y cualquier comunicación que lleves a cabo. 

Y recuerda: lo que diferencia a tu producto no es que sea el mejor del mercado. Por favor, entiende que ese mensaje no va a ninguna parte y que el cliente, sencillamente, lo obvia. En serio, es como si no lo viera. 

Lo que te diferencia puede ser que tu fruta solo proceda de agricultores locales de Madrid o que tus quesos manchegos se hagan de forma realmente artesana, sin ningún tipo de proceso industrial. Eso da un valor.

Crea una propuesta de valor para tu tienda online de alimentación y ten unos objetivos claros a corto y largo plazo si quieres sobrevivir al primer año de tu negocio. #ecommerce Clic para tuitear

Objetivos claros

Plantéate una serie de objetivos antes de poner en marcha tu e-commerce de alimentos. Diferencia entre objetivos a largo y corto plazo, principales y secundarios. De esta manera, sabrás hacia dónde quieres dirigirte y qué sentido deben tener todas tus acciones. 

Los objetivos a corto plazo son a 10 meses vista y los a largo plazo son a 18-24 meses vista. Plantéate qué quieres conseguir en ambos casos, pero recuerda que, si estás empezando, ponerte unos objetivos de venta muy altos a corto plazo no va a servirte de mucho. 

La diferencia entre los principales y los secundarios se va a ver de forma muy clara con un ejemplo. Un objetivo principal sería “quiero facturar X”, mientras uno secundario sería “necesito X número de leads (aunque todavía no sean clientes)”. ¿Que el segundo puede ayudar al primero? Sí, pero no son exactamente iguales.

Definición del target

Básico en todo proyecto, sea online u offline, en España o en China. Si no conoces a tu público casi (y sin casi) como si lo hubieras parido, mal vas. Y no solo hablo de datos demográficos básicos, sino de sus intereses y de la fase de compra en la que está cuando lleva a tu web. 

Para ello debes diferenciar entre las personas que llegan a tu tienda de alimentación online con una demanda transaccional (que ya está dispuesta a comprar) o informacional (que por ahora solo está informándose). Te lo explica bajo estas líneas mucho mejor nuestro orgulloso cofundador de Marketing Paradise, Jorge García.

Captación de tráfico

Si no hay visitas, no hay ventas. Así de simple. Por tanto, ponte las pilas tanto en posicionamiento SEO como en SEM, redes sociales y social media ads. Que si quieres una conversión del 1% (que ya es decir), ¡tienen que llegar 100 visitantes únicos para cada venta!

Fidelización del cliente

Cuidar la atención al cliente es básico en cualquier sector, pero en un e-commerce de alimentación es vital.

En un sector en el que la recurrencia es un factor clave del éxito, fidelizar a los clientes se torna IM-PRES-CIN-DI-BLE. Consíguelo con una experiencia de compra exquisita, unas buenas condiciones de envío y una impecable atención al cliente (de la que hablaremos de forma más pormenorizada unos párrafos más adelante). 

Capacidad logística

¿Has pensado en la forma y los costes de llevar el producto hasta el cliente? ¿Te has planteado quién va a pagar el envío (vamos, que si lo hará el cliente en el momento de la compra o si lo asumes en el margen)?.

También te debes plantear cuestiones como el importe mínimo del pedido para que el transporte sea gratuito o qué ocurre si el pedido no puede ser entregado. Hay que tener en cuenta que esta última cuestión es muy importante en el sector alimentación, sobre todo en los casos en los que se trabaja con productos perecederos.

Presupuesto en publicidad

Al crear una tienda online de alimentación, vas a tener que invertir una parte en SEM y en social media ads, vale. Pero… ¿cuándo y de qué forma debes gastar ese dinero? Jorge González, Direct to consumer (D2C) and Ecommerce Manager en Philips Ibérica Health, te lo explica requetebien bajo estas líneas.

Singularidades de un e-commerce de alimentación

 

Coste de adquisición de clientes

La vida no es fácil en el sector de la alimentación, ¿verdad, amigos? Los costes de adquisición son altos y los márgenes mucho más ajustados que en otros ámbitos (como, por ejemplo, la moda). Y hay que convivir con ello. 

Por eso es importante optimizar los costes de captación constantemente y analizar mil veces el embudo de conversión. En caso contrario, nunca sabrás dónde falla tu e-commerce y qué aspectos debes mejorar.

En el sector de los e-commerce de alimentación los costes de adquisición son altos y los márgenes mucho más ajustados. #ecommerce Clic para tuitear

CMS adecuado para cada caso

¿Empiezas en el mundo de las tiendas de alimentación online? Bravo por ti. Pero al tener poca experiencia en el sector, amante de la aventura, debes suplirlo con una plataforma de venta que se adapte a tus necesidades. 

Comienza por un Shopify o un WooCommerce, plataformas ambas para las que no se necesitan grandes conocimientos de programación. Si se te quedan pequeños siempre puedes pasarte a un Prestashop.



SEO en el sector alimentación

No es importante solo el hecho de meter en el texto aquello que vayas a vender, sino de la manera en la que lo busque tu público. Es decir, no es lo mismo que la gente busque “jamones de bellota” que “jamones de Extremadura” o “jamón de bellota 500 gramos”.

En general, en este sector las búsquedas transaccionales se llevan a cabo a través de las conocidas como long tails. Esto va a condicionar mucho la estructura de tu web y la arquitectura de tu tienda online de alimentación. ¿Por qué? Pues porque será fundamental para determinar las categorías y el texto de las fichas de producto.

Blog y redes en este sector

Estos canales son una muy buena opción para conseguir los objetivos secundarios como captación de correos mediante la suscripción o simplemente para incorporar las cookies. Este hecho luego derivará en que, cuando lleguen las épocas gordas de ventas, como Navidad o Black Friday, puedas impactar sobre ellos en lugar de sobre tráfico frío. Te lo explica mejor Jorge García.

Atención al cliente en alimentación

No es la primera vez que lo digo en este artículo: la recurrencia en el sector de la alimentación es vital para la supervivencia del e-commerce. Por tanto, tener un servicio de atención al cliente a la altura es primordial para que el usuario repita en su compra. 

No obstante, para que los profesionales de este área puedan llevar a cabo su trabajo de la forma más eficiente posible, desde la empresa hay que darles las herramientas necesarias. Me refiero a cupones de descuentos en momentos puntuales o la segmentación de clientes VIP.

Costes y márgenes

En función de las fuentes de tráfico y el volumen de visitas que tenga tu tienda de alimentación online el primer año (y los costes que ello implica) y del porcentaje de conversión (que hasta entonces en general no llegará al 1%), puedes empezar a valorar tus márgenes. 

Para ello hay que añadir el IVA, los costes de envío, la comisión que se lleva PayPal o el pago con tarjeta. También hay que tener en cuenta los costes añadidos de marketing, estructura, oficina… Y, por último, los márgenes, que si hablamos de fabricantes en este ámbito ronda el 40%-50%. Para más datos, escucha a Jorge González.

Si después de darte la matraca durante todo el post con las píldoras de sabiduría de ambos Jorges (García y González), quieres ir un poquito más allá, no hay problema. Aquí tienes el audio completo de ese podcast, 50 minutitos para nutrir tu ansia marketera.

Hecho. Ya conoces casi todos los entresijos para crear una tienda online de alimentación. ¿Casi? Pues sí, porque no lo conoces a fondo hasta que te pones manos a la obra. Y si antes de meterte en faena quieres preguntar algo que se me haya quedado en el tintero, ¡adelante!

¿TE HA GUSTADO? NO SEAS EGOÍSTA, Y ¡COMPARTE!