Lo sé. Ya tienes entre manos un negocio online (o, al menos, tienes una idea en mente, ya que, si no, no estarías rondando por estos lares). Bien. Pero ahora quieres ir un pasito más allá y lograr el objetivo principal: vender más. Así que hoy voy a ayudarte a que lo consigas con un montón de truquis para aumentar la tasa de conversión de tu e-commerce que puedes leer a continuación, o escuchar en este episodio de Paradisers.

Escucha este episodio de Paradisers en iVoox, iTunes o Spotify.

¡Y también puedes vernos en YouTube!

¿Qué es la tasa de conversión en comercio electrónico?

 

Se trata del porcentaje de usuarios que se convierten en clientes del total que entran en la web. De esta forma, si de 100 clientes que entran en tu tienda online terminan comprando 3, tendrías un porcentaje de conversión del 3%. Y eso no estaría nada mal, porque la media de conversión dentro de los e-commerce (aunque todo depende del sector concreto del que estemos hablando) ronda entre el 1 y el 3%. 

La tasa de conversión de un e-commerce no debe confundirse con el CRO (Convertion Rate Optimization).

La tasa de conversión de un e-commerce no se debe confundir con el CRO (Convertion Rate Optimization), ya que este último es todo un sistema que combina diferentes acciones dentro de la web para mejorar ese porcentaje de usuarios que terminan siendo clientes. Es decir, la tasa es un porcentaje, sin más, mientras que el CRO se basa en todos los truquis que vamos a darte para que esa tasa mejore.

Vale, ahora ha llegado el momento de pillar nota. Así que guárdate este post en tus favoritos del nevagedor porque vas a necesitar revisarlo más de una vez. O si tu método es más analógico y pasa por pillar papel y lápiz, adelante.

Cómo mejorar el ratio de conversión de un e-commerce

¿Qué te diferencia?

Tras entrar en tu tienda online, el usuario puede tardar apenas 3 segundos en decidir si quiere seguir en ella o se larga. Dile en esos 3 segundos qué vendes, por qué eres mejor que la competencia y en qué te diferencias de ella. ¿Difícil? Nadie dijo que vender online fuera fácil…

Tras este primer copy inicial en el que tienes que capturar la atención del usuario, no tardes mucho más en darle la opción de comprar en tu tienda online. ¿Cómo? Con un buen CTA, una muestra de productos destacados,…

Web usable e intuitiva

Que el usuario no se pregunte cómo llegar a cualquier lugar de tu tienda online porque la entienda a la perfección es una forma estupenda de mejorar tu tasa de conversión. Así, además, te ahorrarás decenas de mensajes en los chats o e-mails de atención al cliente.

Tiempos de carga

Casi el 60% de los usuarios abandona una web si esta tarda más de 3 segundos en cargar.

Así que cuidar este pequeño detalle es IM-PRES-CIN-DI-BLE para mejorar la tasa de conversión de tu tienda online.

Distribución del contenido

No decimos que innovar sea malo, en absoluto. Pero hay algunos aspectos en los que seguir las normas a las que está acostumbrado el usuario puede generar una mayor usabilidad para él, lo que puede transformarse en un aumento del ratio de conversión de tu comercio electrónico. 

¿Ejemplos? Pues el menú con la ordenación de las categorías de producto en la parte superior o los filtros de la propia categoría en la parte izquierda. La cuestión es encontrar esa fórmula que haga que tu potencial cliente se sienda cómodo navegando por tu web.

Filtros adecuados

Si tienes una amplia variedad de productos, incorpora los filtros adecuados para que la persona llegue a la ficha que le resulta interesante lo antes posible. Por ejemplo, si vendes zapatillas para correr, incorpora filtros de marca, color, talla y precio. Así le será mucho más rápido llegar al par que le resulta más interesante.

Para aumentar el ratio de conversión de un #ecommerce es imprescindible que la experiencia de usuario sea excelente. ”. #WordPress Clic para tuitear

Diferentes resultados de búsqueda

Tener un buscador en tu web es una muy buena opción para ayudar al usuario a encontrar lo que quiere. Bien. Pero intenta diferenciar siempre los resultados del blog de los de producto. En caso de que salgan juntos, evita que se mezclen: haz que primero aparezcan los de la tienda y luego los posts.

Condiciones de venta

Un básico para mejorar la tasa de conversión de un e-commerce es mostrar tus condiciones de venta (si son buenas, claro está) bien visibles en todo momento en la web. Si tienes envío gratis y entrega en 24 horas, aprovecha esta información, que es muy importante para el comprador, y ponla en la barra superior para que no se le olvide.

Cuenta atrás en ofertas

Generar cierta urgencia en el usuario, siempre viene bien. ¿Sabes que los seres humanos nos movemos más por lo que podemos perder que por lo que podemos ganar? Así que si le dices que va a perder la oportunidad de comprar al 50%, la mayor rebaja del año, en 3 horas, quizá sea el empujoncito que necesita para convertirse en cliente.

Cómo optimizar las fichas de producto para vender más

 

Ya tenemos un podcast (bajo estas líneas) y un post del blog en el que te explicamos de manera muuuy detallada todo lo que debes tener en cuenta en tus fichas de producto para que no haya usuario que se te resista. Pero en líneas generales, recuerda que debes incorporar los beneficios, características, precio y CTA visibles, buenas fotos, stock…

Escucha este episodio de Paradisers en iVoox, iTunes o Spotify.

¡Y también puedes vernos en YouTube!

Valoraciones

Clasicazo. El usuario cada día se guía más por las valoraciones de otros usuarios. ¿Cómo conseguirlas? A través del e-mail marketing. Ofrece descuentos en próximas compras a cambio de opiniones y verás cómo se llenan de estrellitas tus fichas de producto.

CTA fijo al hacer scroll

En la navegación móvil es imprescindible mantener un CTA fijo conforme el usuario baja por la ficha de producto, especialmente cuando estas son muy largas. Así no importa en qué momento decida añadir el producto al carrito, no tendrá que volver arriba para hacerlo.

Precio final

No le des ingratas sorpresas al usuario. Si realmente quieres aumentar la tasa de conversión en tu tienda online, dile cuánto va a pagar por el producto lo antes posible. No dejes los impuestos o los gastos de envío para el final. Porque el momento en el que ha llegado al check out no queremos que le entre el bajón por ver un gasto extra que no tenía previsto y… se pire.

Optimizar el check out y generar menos fricciones

 

Razones para comprar

Si tienes devoluciones gratuitas y sencillas o tus productos tienen garantía de dos años, es el momento perfecto para decírselo al usuario. Sí, porque son muy buenas noticias que suman para que el usuario meta los datos de pago y pinche en “Finalizar compra”.

Información imprescindible

Haz que tu proceso de compra sea el más sencillo del universo. Una vez que el potencial cliente está donde querías tenerlo, en el check out, no hagas que se lo tenga que pensar mucho haciendo que rellene un formulario infinito para comprar. Esto le aburrirá y le hará preguntarse (y desconfiar) para qué demonios quieres tanto dato. 

Olvídate de su DNI y su fecha de nacimiento si no es imprescindible, no viene a cuento en este momento. Si le pides el número de teléfono, dile para qué lo quieres exactamente (suele ser para gestionar la comunicación con el transportista).

Cuenta de invitado

Haz que la persona pueda finalizar su compra sin tener que registrarse en tu tienda online. Ya se registrará cuando tenga tiempo/le apetezca/quiera conocer más a fondo la información sobre su pedido. Pero, por ahora, deja que compre de la forma más rápida y sencilla posible.

Datos del usuario

Después de decirte la información prescindible, te diremos qué es lo primero que sí debes pedirle: la dirección de correo electrónico. Así, si la persona se va a mitad del proceso de compra, podrás enviarle un maravilloso mail de carrito abandonado con el que ponerle la miel en los labios de nuevo.

Consejo final

Conseguir un nuevo cliente resulta entre 6 y 7 veces más caro que mantener uno que ya tienes. Así que nuestro consejo final es: fideliza. Un cliente fiel puede llegar a comprar entre 3 y 5 veces más que uno nuevo. Así que las cuentas salen… pero bien. De hecho, si aumentas el número de visitantes recurrentes de tu web, lo más probable es que veas un aumento del ratio de conversión en tu tienda online.

Bueno, esto es todo, amigxs. Y no es poco. La verdad es que al final hemos hecho un repaso más que interesante de todos los aspectos que pueden mejorar la tasa de conversión de tu e-commerce. Así que ahora te toca ponerte manos a la obra, no todo iba a ser leer y cantar. ¡Al tajo!

¿TE HA GUSTADO? NO SEAS EGOÍSTA, Y ¡COMPARTE!