¿No eran dos disciplinas diferentes? Sí y no. Una sin la otra no tienen mucho sentido, por eso ha surgido otra en la que ambas están perfectamente combinadas: el SEO copywriting. Y no, contrariamente a lo que se escucha por ahí, estas dos materias no se pegan entre sí, sino que pueden convivir en un matrimonio armonioso y feliz. Y comieron perdices y blablabla. ¿Quieres saber cuál es el secreto de esta equilibrada pareja? Pues sigue leyendo, que te lo cuento todo. 

¿Qué es el SEO copywriting?

 

El SEO copywriting es el arte de conseguir un equilibrio entre un texto que persuada al usuario para llevar a cabo una acción concreta (comprar, suscribirse, etc.) y uno que mejore el posicionamiento en los buscadores de la URL en la que se incorpora.

¿Te has quedado en las mismas? ¿Quieres una explicación un poquito más detallada? Bien. Pues tienes dos opciones: o bien seguir leyendo este post en el que te lo vamos a aclarar o bien escuchar cómo te lo contamos de viva voz. Sí, porque en nuestro podcast Paradisers tenemos un episodio dedicado al tema. Así que si quieres conocer más acerca del tema mientras cocinas, sales a correr o paseas al perro, ponte los auriculares y dale al play. 

Escucha este episodio de Paradisers en iVoox, iTunes o Spotify.

¡Y también puedes vernos en YouTube!

¿Te has quedado? Pues ole por ti, porque cada vez hay menos gente que lea. Dicho esto, volvamos al tema. Estábamos hablando sobre lo que era el SEO copywriting y por qué resulta tan importante. Pues bien, se trata de crear textos que lo tengan todo: que posicionen y buen enganche. Es como esa pareja maravillosa cuyas virtudes parecen no tener fin: es guapa, lista y artista. 

Lo bueno de la materia que nos ocupa es que, si se trabaja bien, nos puede dar muy buenos resultados por doble vertiente: posicionar y hacer que los usuarios compren. Por eso resulta complejo e importante a partes iguales. 

Diferencias con el copywriting a secas

 

Esta es una duda muy común y una guerra continua entre las marcas y los copys que también trabajan el posicionamiento orgánico. El SEO copywriting intenta ser persuasivo pero, a la vez, tiene la obligación de incorporar las keywords en los lugares correspondientes para que ese texto tenga relevancia para los buscadores. Porque por mucho que tú vendas las mejores botas del mercado, ¿de qué sirve que las vendas muy bien en tus textos, analizando su calidad y diseño… si nadie llega a tu página para leerlos? 

Esto a veces genera conflictos entre las marcas y los profesionales del marketing online que trabajan estos textos. “Es que yo no quiero posicionar mi marca como tienda online de botas, sino como un lugar en el que dar rienda suelta a tu estilo”. Vale, fenomenal, pero los usuarios no buscan en Google “lugar en el que dar rienda suelta a mi estilo”, sino “tienda online de botas”. Es lo que hay. 

Así que lo que se debe llegar es a un término medio en el que la palabra clave esté incorporada en lugares clave (H1, H2…) pero, que, además, el texto defina la marca de forma que pueda añadir todo el valor añadido que tiene. 

No es lo mismo el SEO copywriting que la redacción SEO o el copywriting a secas. Cada disciplina tiene objetivos diferentes.

Es decir, el copywriting a secas busca persuadir al usuario sin ninguna otra presión extra, mientras que el SEO copywriting tiene una doble obligación: persuadir y posicionar; mientras el primero puede jugar con las palabras todo lo que quiera, el segundo tiene que incorporar unas keywords sí o sí, por lo que puede jugar con el lenguaje… siempre que cumpla con los criterios de posicionamiento.

SEO copywriting vs. redacción SEO

 

Entonces… ¿es lo mismo el SEO copywriting que la redacción optimizada para buscadores? Adivinas la respuesta, ¿verdad? Pues no, no es lo mismo. Si bien la redacción SEO también tiene palabras clave que posicionar, en este caso los textos se enfocan a búsquedas informacionales, no transaccionales. Por tanto, esos textos tienen un objetivo más enfocado a informar al usuario sobre alguna duda o interés que a que lleve a cabo una acción determinada. 

¿Un ejemplo? Pues bien, sigamos con los zapatos. La intención de búsqueda del usuario no es la misma si busca “cómo reparar la suela de mi bota” que si busca “botas modelo XY”. En el primer caso, es evidente que la persona quiere encontrar una información que le explique cómo reparar su bota. Pero en el segundo caso, obviamente el usuario está interesado en encontrar unas botas para comprárselas. 

¿Cómo se atacarían ambas keywords en una tienda online de botas? Pues la que tiene que ver con la reparación del calzado iría al blog y se trabajaría a modo de redacción SEO. ¿Que puede que en ciertas zonas del post pueda intervenir un poco el copywriting para hacer que la persona se suscriba o se dirija a la ficha de producto? Por supuesto, pero el objetivo fundamental del texto es informar, y luego ya, como secundario, si aumentas las ventas, pues mejor. 

Porque el usuario no está en el momento de comprar, sino en el de buscar información, y hay que respetarlo y ser sutil, posicionándote como marca de confianza. Si lo haces bien, en el momento en el que la persona sí que quiera comprar, ya te conocerá y tendrás más probabilidades de vender que tu competencia.

Bien. Pasemos a la otra palabra clave: “botas modelo XY”. Este usuario tiene una intención clara de compra. Así que… ¿dónde es el mejor sitio para trabajar un esta keyword? En la ficha de producto (y, a poder ser, en una que esté muy bien currada), obviamente. Ahí trabajarás, esta vez sí, el SEO copywriting, ya que, además de posicionar, buscas persuadir a la persona para cerrar una nueva venta.

Cómo trabajar el SEO copywriting

 

Nuestra recomendación es que esta disciplina se trabaje desde el punto de vista de dos profesionales del marketing online: el experto en SEO y el copywriter. ¿Por qué? Pues porque para trabajar ambas partes tan en profundidad, es necesario que se traten desde la perspectiva de expertos en el tema. ¿Que puede haber casos en los que una misma persona trabaje todo? Puede ser, pero generalmente tocará ambos temas de manera más superficial. Vale, una vez aclarado este punto, pasemos a cómo trabajar esta apasionante disciplina.

1. El SEO busca las keywords adecuadas para el texto que se vaya a trabajar. Estas se elegirán en función de si se trata de una landing, una ficha de producto, una categoría, etc. Así el texto siempre estará enfocado a responder a la intención de búsqueda del usuario.

2. El copy se encarga de dar forma a ese texto, incorporando las palabras clave donde sea necesario y, además, dando ese toque persuasivo al usuario para conseguir los objetivos. Estos últimos pueden ser de venta, suscripción, etc. 

3. El SEO revisa el texto y confirma que es perfecto para posicionar la URL. En caso contrario, le pide al copy todas las modificaciones que necesite. Cuando todo esté listo, se pasa a diseño y maquetación. 

La importancia de titles y metadescriptions

 

Muy pocos textos retratan tan bien la importancia del SEO copywriting como los títulos y metadescripciones de los resultados de búsqueda. ¿No sabes de lo que te estamos hablando? Se trata de la pequeña frase de titular y la descripción posterior que te aparecen en los resultados de cualquier búsqueda en Google.

seo-copywriting

En estos casos es imprescindible trabajar tanto las keywords como la identidad de marca y la persuasión. Porque lo que estás buscando con este textito es básico: que el usuario entre en tu web en lugar de en cualquier otra de la competencia. 

Así que aquí generalmente debes incorporar la palabra clave, la marca y su valor diferenciador. ¡Y todo en un número de caracteres muy reducido! 150 en la metadescripción y 50 en el title, todo un reto para cualquier copy. 

Aspectos clave del SEO copywriting

Elige bien las keywords 

Como decíamos antes, no es lo mismo las palabras clave que debes elegir para una ficha de producto que para un post del blog. Pero tampoco para una ficha y una categoría, o una categoría y una landing. Determina bien la intención del usuario y define dónde encaja mejor el texto que le dé una respuesta.  

Escribe contenido de calidad

Escribe texto que tenga sentido, que aporte valor al usuario, que le informe, que le describa los beneficios del producto,… Bríndale contenido de calidad y no incorpores párrafos que no le digan nada nuevo y que solo sean paja. Eso no es SEO web copywriting de ningún tipo. 

Redacta con naturalidad

Eso de escribir solo para el robot de Google no tiene sentido desde hace más de una década. Así que ya sabes, incorpora sinónimos, utiliza singulares y plurales de las keywords,… En definitiva, mete la palabra clave, sí, pero de una forma muy natural y sin pasarte.

Estructura bien el contenido

Es tan importante incorporar las keywords en un texto como el lugar donde las incorpores. Define cuáles deben ir en un H1, cuáles en un H2, etc. Además, estructurar bien el texto ayuda mucho al usuario a encontrar de forma rápida y sencilla la información que más le interesa.

Optimiza title y metadescripción

Ya has visto lo importante que son. Así que ya no tienes excusa para no trabajarlos a fondo. Aquí te dejamos algunas recomendaciones de plugins de SEO para tu e-commerce que te vendrán fenomenal para ello. 

Hala, no te acostarás sin saber algo más. Ya tienes claro lo que es el SEO copywriting y cómo trabajarlo en tu página web. ¿Te queda alguna dudilla o comentario sobre el tema? Pues habla, pueblo, habla, que serás respondido.

¿TE HA GUSTADO? NO SEAS EGOÍSTA, Y ¡COMPARTE!