Cuando muchos medios de comunicación hablan sobre una empresa, le dan repercusión y relevancia, ¿no es así? Pues, de la misma manera, cuando una web tiene muchos enlaces, quiere decir que otras muchas páginas hablan de ella y mejora su percepción de cara a Google. En las próximas líneas te explicamos de manera más detallada qué son los backlinks para que comiences a sacarles el máximo provecho.

¿Qué es un backlink y para qué sirve?

 

Son enlaces que apuntan a tu web desde otras páginas y que, de esta forma, le aportan relevancia. Como antes comentábamos, Google entiende que si tienes muchos, eres importante y tienes autoridad. Por tanto, tener una buena cantidad de estos links apuntando a tu web ayuda mucho a tu posicionamiento SEO.

Sin embargo, no todos los backlinks son positivos para tu proyecto. Aquellos que lleguen desde páginas que el gigante de internet considere poco fiables (como páginas de contenido sexual o de apuestas online) serán nefastos para tu relevancia. Será la versión online de juntarte con malas compañías en público.

Incluso si las webs no están enfocadas a estas temáticas, en caso de que los enlaces apuntando a tu página procedan de sites con un contenido que no tenga absolutamente nada que ver con el tuyo, Google también sospechará.

Por tanto, los backlinks que ayudan y que gustan al equipo de Mountain View son aquellos que proceden de páginas de tu misma temática. Es decir, los que son naturales y tienen todo el sentido del mundo dentro de un mismo sector. Al decir “naturales” nos referimos a que han sido incorporados en el párrafo con un lenguaje enfocado al usuario (no a SEO) y en un contexto en el que el tiene sentido.

Diferencia entre backlink y otros conceptos

 

Ahora vamos a darte todos los detalles para que no los confundas con otros conceptos parecidos.

Enlaces internos y externos

Los internos son los que hay entre las diferentes URL de tu propia página. Por ejemplo, los enlaces que incorporas entre diferentes artículos de tu blog. Los externos son aquellos que salen de tu web y apuntan a otros sites externos. Como ves, ninguno de estos dos términos tiene el mismo significado que el de backlink.

Diferencias entre Dofollow y Nofollow

Seguro que alguna vez has escuchado que hay diferencias entre estos dos tipos de enlace. Ambos se diferencian en que el webmaster les pone una etiqueta determinada. La etiqueta Dofollow se refiere a un enlace de calidad, que transfiere autoridad y relevancia. Es decir, un link que le dice a Google “échale un vistazo y fíjate en la web a la que apunta, porque yo considero que tiene relevancia y le brindo parte de la mía”.

La etiqueta Nofollow le dice a Google que, aunque ese enlace está ahí para que el usuario lo vea, el webmaster no quiere que se relacione su site con aquel que enlaza, porque no lo considera lo suficientemente relevante como para cederle parte de su autoridad. Como puedes ver, los backlinks pueden ser tanto Dofollow como Nofollow. Por tanto, no los debes asociar a un solo tipo de etiqueta.

Beneficios de estos enlaces

 

En primer y destacado lugar, estos enlaces mejoran la visibilidad del sitio porque favorece el SEO de la web. Por otra parte, aumentan el PA (Page authority) y el DA (Domain authority), cruciales para obtener mejores posiciones en los resultados de búsqueda. Por último, gracias a que los backlinks nos ayudan a posicionar, mejora también la repercusión de nuestra web, ya que habrá más interacción con otras webs y redes sociales.

Cómo conseguir backlinks

 

Hay tres fórmulas de mejorar el número de estos links que apuntan a tu web. Y las tres se basan en la ayuda mutua entre webmasters. La primera se trata de buscar sitios de calidad y con una temática similar a la de tu web, hacer una búsqueda de los enlaces rotos que posean (existen varias herramientas para conseguirlo) y comentárselo a sus respectivos webmaster. Ofréceles la oportunidad de cambiar esta situación y, a cambio, que meta un link apuntando a tu web.

Por otra parte, puedes contactar con el dueño de una web para proponerle escribir un artículo para su blog y, en el contenido, incorporar un enlace apuntando hacia tu web. De esta manera, él gana contenido interesante y gratuito para sus usuarios y tú un backlink natural de un site con buena reputación. Win to win.

Si las técnicas anteriores no funcionan, analiza a fondo la web que quieres que te enlace, detecta sus errores y ofrécete a corregirlos a cambio de la incorporación de un link. En la mayor parte de los casos los webmaster estarán encantados de recibir este tipo de ayuda y te dirán que sí sin ningún problema.

A estas alturas del artículo, ya no puedes decir que no sabes qué son los backlinks, ¿verdad? Pero… ¿estás 100% seguro de cómo aplicarlos para que ayuden a tu negocio? Si no es así, no te preocupes, con darle un silbidito al equipo de Marketing Paradise, todo solucionado.

¿A que mola? Pues comparte, guapis.