¿Alguna vez has intentado ver una página web desde el móvil y ha resultado ser todo un desastre? Esas webs que te obligan a hacer zoom y en las que los menús son tan diminutos que al clicar en una categoría le das a tres a la vez. Pues los responsables de esos sites no saben (o les importa poco) lo que es el diseño responsive. Te explicamos todos los detalles para que eso no le pase a tu web.

¿Qué es una web responsive?

 

Es aquel site que permite una cómoda y correcta visualización de su contenido en cualquier dispositivo, ya sea móvil, tablet u ordenador. Hace años, cuando los usuarios aún no navegaban por internet a través de sus smartphones y las tabletas prácticamente ni habían llegado al mercado, no hacía falta diseñar una web para diferentes pantallas. Con garantizar que se viera bien desde ordenadores y portátiles, era más que suficiente. No obstante, con la llegada y cada vez mayor uso terminales móviles para la consulta online de páginas webs, el también conocido como responsive design se ha hecho imprescindible para garantizar una buena experiencia de usuario.

Importancia del diseño web responsive

 

En primer (ísimo) lugar, este diseño adaptado a todas las pantallas es IM-PRES-CIN-DI-BLE para que los usuarios no salgan despavoridos de tu web por no poder navegar por ella con soltura. Debes tener en cuenta que en los últimos años la navegación (así como las compras online) a través de smartphones y tablets se ha multiplicado exponencialmente. Y no querrás brindarle un mal servicio a todos esos potenciales clientes, ¿verdad?

Por otro lado, Google ha establecido que el diseño web responsive sea requisito indispensable para posicionar una web. Además, ¿cómo iba a poner en buena posición un site del que la gente sale rápidamente porque no puede navegar con comodidad? No tendría sentido.

Ventajas del responsive design

 

  • Una mejor estética: evidentemente, el diseño de la web se verá mucho más atractivo de cara al usuario. Esto puede disminuir la tasa de rebote y hacer que la persona quiera pasar más tiempo en tu web. Además, dará un aspecto más moderno y profesional a tu marca, lo que puede beneficiarte en gran medida de cara a mejorar tus ventas.
  • Visibilidad óptima: que la persona pueda acceder fácilmente a la información que iba buscando es un punto a favor de la web. Los navegantes quieren ver los datos que necesitan cuanto antes y de la manera menos engorrosa posible.
  • Carga más rápida: ¿acaso tú esperas más de 5 segundos si una web no carga? Pues tu público objetivo tampoco lo hace. Un sitio responsive ayuda a una carga efectiva en un menor tiempo, por lo que te aseguras que la persona siga ahí cuando la página se muestre.

Cómo conseguir que mi web sea responsive

 

No todas las plataformas de diseño web tienen esta capacidad. Por ello es importante saber cuáles poseen esta funcionalidad para optimizar la página web que vayas a crear.

En la mayor parte de las plataformas más famosas, como Drupal, WordPress, Magento, Joomla o Prestashop, puedes disfrutar de esta tecnología.

Después de leer este post sobre qué es el diseño responsive y cómo puede ayudarte a mejorar los resultados de tu negocio, ¿acaso te planteas tener una página que no se adapte a las diferentes pantallas? Seguro que no. Y si lo que necesitas es alguien que te ayude a hacer que tu página se adapte a cualquier dispositivo, ¡péganos un silbidito! En Marketing Paradise estamos aquí para ayudarte.

¿A que mola? Pues comparte, guapis.