Cómo es la ficha de producto perfecta en una tienda online

ficha-producto-tienda-online

Las fichas de producto en una tienda online son como el propio producto: si es buena, funcionará. En realidad, es normal, porque si no funcionara, no sería buena, ¿no? Bueno, que nos liamos.

La página que dedicas exclusivamente a ese artículo concreto que te interesa vender tiene que ser perfecta. Porque fichas de producto perfectas significan carritos llenos, y eso siempre es una buena noticia. Optimizar tus fichas es una de las acciones más valiosas para aumentar las ventas de tu ecommerce.

Por eso, esta parte de nuestra tienda la debemos cuidar con tanto cariño como podamos, y tenerla completa, actualizada y bien estructurada. Así, en tooodos los que vendamos.

¿Y qué pasa si tengo cientos, miles de productos? Que necesitas ayuda (estamos a tu disposición).

En cualquier caso, el número, la falta de tiempo o cualquier otra excusa no son válidas para cargar el Excel de productos que te da tu proveedor y esperar delante del ordenador acariciando a tu gato para ver cómo se hincha tu cuenta corriente.

El no cuidar el DNI de tus productos en tu tienda online influye mucho y muy mal en el negocio. Hablamos del escaparate más importante de todos los que tienes, superando incluso a la página inicial.

¿Qué más da que anuncies tu producto de manera excelente en cualquier sitio si cuando llega el momento de venderlo la página es un desastre?

Venga, dejémonos de preguntas apocalípticas y pongámonos a trabajar: La ficha de producto perfecta en una tienda online debe tener 12 elementos exquisitos:

Los 12 elementos de la ficha de producto perfecta

1. El título concreto y claro
Si tu usuario no sabe qué es después de leerlo, es que algo estás haciendo mal. Pregúntate qué cosas son vitales sobre el producto. Si crees que aspectos como el color, la talla, el modelo o el año de creación son importantes, ponlos. Y por “importantes” me refiero a que sin eso la vida no tendría sentido, y todos sobramos.

Porque concreción es la virtud más importante en el título de la ficha de producto. Simplemente se trata de responder a la pregunta ¿Qué es? En muy pocas palabras.

2. Imagen atractiva
Qué más da lo que cuentas en la página de tu producto si la imagen es penosa. Este punto es de los más importantes, porque apela directamente a las emociones; no vas a convencer a nadie de que tienes las mejores naranjas del mundo si la foto no dice lo mismo. Aunque sea verdad.

Si puedes, enseña fotos en los dos momentos del producto: en funcionamiento y en reposo. Es decir, si vendes zapatillas de deporte, dale a tus clientes fotografías de las zapatillas en sí (desde diferentes ángulos, por supuesto), pero también enseña a personas con el producto, ya sea corriendo o posando para la cámara.

3. Información básica
La información secundaria más importante sobre el producto. Es decir, lo que no te ha entrado en el título: talla, minidescripción, materiales, marca… Con esto y los dos puntos anteriores, tu usuario ya sabe perfectamente qué vendes, y tiene lo básico como para hacerse una idea de lo que va a encontrarse cuando le llegue el mensajero a casa.

¿Por qué no meter esta parte dentro del título? Te respondemos en el post de SEO para tiendas online (ábretelo para luego).

4. Precio visible y completo
En este punto sí que tienes que meterte por completo en la piel de tu cliente, es decir, en ti mismo cuando vas a comprar cualquier cosa por Internet: nada de esconder el precio, de omitir gastos extra ni de ‘jugar’ con las cifras.

Muestra claramente cuánto cuesta el producto, si están o no incluidos los impuestos –si no lo están, muestra el total con ellos incluidos- y cuánto cobras de gastos de envío.

Aplazar al cliente el precio total de tu producto es arriesgarte a que se marche sin saberlo nunca.

5. El carrito siempre presente
Visible y accesible en todo momento. Y si puede llevar una llamada a la acción, mejor (aquí hay algunas expresiones que te pueden ayudar en esto). No obligues a tu potencial cliente a perder el tiempo para encontrar la manera de pagarte.

Un truco que funciona es modificar el color con respecto al resto de elementos aunque la tendencia minimalista que hay ahora los hagan todos pequeños y sin molestar. Cuidado con esto, no vayas a estar perdiendo dinero por estar a la moda.

6. Olvida el producto: ataca las emociones
Aquí entra el storytelling para arrasarlo todo. Después de los cinco primeros elementos fundamentales, toca apuntar al corazón. Olvídate de las características de lo que vendes, cuenta a tus usuarios qué experiencia van a vivir si se llevan tu producto.

Este quizá sea el punto más importante de todos, porque se trata de un elemento que no se suele ver de manera clara en las fichas de producto de las tiendas online habituales.

Tener un pequeño texto en el que vendes algo más que un producto –llámalo experiencia, estilo de vida, status.. lo que sea- le dará un punto de valor a tu branding y aumentarán tus opciones de éxito, seguro.

ficha-ecommerce-perfecta

7. Descripción completa y creativa
El contenido que se encargue de explicar las características de tu producto, incluso los aspectos técnicos, debe ser original y atractivo.

Diseñar un texto único nos ayudará a dos cosas; por un lado, a evitar las penalizaciones de Google por contenido duplicado (piensa cuántos competidores tienen ya la descripción del propio proveedor); por otro, demostraremos que nos gusta lo que hacemos y vendemos, anotándonos otro puntito en la lucha por conquistar a un cliente acostumbrado a comparar entre un puñado de tiendas online relacionadas.

Pero además de esto, debemos conseguir tener una descripción del producto creativa; está claro que las características técnicas de una lavadora son las que son, pero no es lo mismo decir “tiene una capacidad de lavado de 8 kilos “que “gracias a su capacidad de hasta 8 kilos te asegurarás tener la ropa de cama limpia un único lavado”.

8. Ventajas destacadas
Separa lo mejor que tiene lo que vendes del resto de datos complementarios pero no básicos. Por eso, conviene colocar en sitios diferentes (las clásicas pestañitas nos valen) toda la parte técnica, que también es útil, de lo que de verdad importa.

No dejes una sola ficha de producto sin una enumeración de sus ventajas real, directa y completa. De esta forma, destacarás un buen puñado de razones para que compre lo que vendes, más allá de si otra información menos relevante.

Al final, se trata de priorizar lo más importante del producto y darle la relevancia que merece dentro de nuestra ficha. Bonus: esto mismo debemos hacer con todas las fichas respecto al diseño de nuestra tienda online.

9. El producto es perfecto para…
Este elemento es el más variable (o el único) de todos, puesto que dependerá del tipo de ficha y producto que queramos vender. Si tiene sentido, es interesante dedicar una pequeña sección en nuestra página para explicar las situaciones ideales en las que nuestro cliente puede usar lo que vendemos.

Digamos que es una especie de extra a la sección de ventajas pero narrada en el contexto de lugar y tiempo específicos. Por ejemplo, si tenemos una tienda de moda y estamos preparando la ficha de producto de un bolso, podemos explicar en nuestra sección “producto perfecto para…” que es ideal para salir por la noche a eventos informales.

10. Política de devoluciones
Si tu proceso de devolución, gastos de envío, reparto, horarios, etc. es la misma con independencia del producto que sea, quizá sea suficiente incluir un enlace a la página en la que se explica esto. Desde luego, es mejor esto que copiar el mismo texto en todas las tus fichas de producto.

Si dependiendo del artículo la política cambia, díselo a tu cliente y dale la opción de saberlo todo acerca de la misma sin tener que irse fuera del botón del carrito que tanto ansiamos. En este sentido, conviene que estés al tanto de la última ley para tiendas online.

11. Productos relacionados
Quizá no es exactamente lo que busca… o le venga bien un complemento que añada al carro final, junto con el producto de la ficha que está consultando. Existen decenas de situaciones clásicas en una tienda online que pueden favorecer el aumento del carrito si cuidamos nuestra estrategia de crosseling (sino, que se lo digan a Amazon).

Por eso, ten en cuenta que en la ficha de producto perfecta debe haber espacio para la propuesta de diferentes artículos que también puedan ser interesantes para tus usuarios.

Ojo, repite conmigo la última parte de la frase: “que también puedan ser interesantes”; nada de “anunciar” algunos productos simplemente porque te dejen mejor margen. Solo conseguirás molestar.

12. Opiniones
La guinda a nuestra ficha de producto para una tienda online espectacular. Incluyamos un apartado donde los clientes puedan dejar sus valoraciones sobre lo que han comprado.

Sí, nos arriesgamos a que nos dejen comentarios que no nos gusten y afecten negativamente a nuestra tienda, pero mejor tenerlos ahí, para conocerlos y gestionarlos (reputación online, lo llaman), que lo hagan en sitios de terceros; porque lo van a hacer de todas formas.

¿Crees que falta algún elemento para perfeccionar aún más nuestras fichas de producto? ¡Somos todo oídos!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo! Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPin on PinterestEmail this to someone
Opt In Image
¿Te ha gustado? ¡Tenemos Más!
Te lo mandamos a tu Email.