Aunque sepamos, a grandes rasgos, qué significa un término, a veces es difícil definirlo con exactitud. ¿Qué es el cielo? ¿Qué es prometer? ¿Y el Fondo Monetario Internacional? Pues lo mismo le ocurre a mucha gente cuando intenta definir qué es el marketing digital. Aunque en el resto de conceptos no podemos ayudarte, en este último caso sí. Así que… ¡allá vamos!

Definición de marketing digital

 

Incluye las acciones y estrategias comerciales y/o publicitarias que se llevan a cabo a través de los canales de internet. Desde que nació el mundo online hasta hoy, las posibilidades y herramientas que estos procesos han brindado a los proyectos empresariales han cambiado muchísimo. Actualmente existen miles de fórmulas distintas de aprovechar estos canales para mejorar la rentabilidad y prestigio de la marca. Destacamos las principales para que te hagas una idea.

Herramientas del marketing digital

 

  • Páginas web y blogs:

Sin duda, ambas plataformas pueden hacer de columna vertebral de la estrategia. En los sites se puede incorporar toda la información que necesita el usuario para conocer el producto o servicio que ofrece la compañía, así como los valores de la marca.

Webs y blogs no son excluyentes, de hecho, se apoyan el uno al otro. En la mayoría de los casos, los artículos del blog ofrecen contenido interesante y gratuito al potencial cliente. Para que conozca así la marca y comience a interactuar con el resto de la página. Esta última puede ser, directamente, una tienda online que tenga una conversión clara y evidente en beneficio monetario.

Pero debes tener claro que contar con un blog o una página sin aplicar y potenciar el resto de herramientas que a continuación vamos a analizar, es como abrir una tienda en medio del desierto: nadie pasará frente al escaparate. Para entender en profundidad qué es el marketing online debes anunciar a los usuarios que existe tu web (y, en consecuencia, tu producto) con las siguientes estrategias.

  • Buscadores:

Cuando quieres encontrar un servicio en internet, generalmente lo buscas en Google (por citar el más conocido, pero existen otros buscadores como Bing o Yahoo!), ¿verdad? Pues a los usuarios que están buscando tu producto o servicio les pasa exactamente lo mismo.

Para que tu web aparezca en las primeras posiciones de búsqueda de manera orgánica, es importante llevar a cabo una serie de estrategias llamadas SEO (Search Engine Optimization). También se puede pagar por aparecer en los resultados patrocinados que aparecen en la parte superior a través del SEM (Search Engine Marketing). Con estas fórmulas las compañías ganan un gran número de visitantes a su web. Los mismos posteriormente pueden convertir en clientes, así como una mayor relevancia respecto a la competencia.

  • Email marketing:

Aunque muchos hablan de las newsletter como el buzoneo del siglo XXI, no debería ser así. Se trata de brindar al usuario que realmente esté interesado en tu producto o servicio información que le podría resultar útil (como noticias relacionadas con el sector, promociones y ofertas) a través del correo electrónico. Ese usuario tiene que haber solicitado, previamente, recibir esas newsletter. Lo que te garantiza una mejor predisposición a recibir tus correos y un mayor rendimiento de los mismos.

La diferencia con el buzoneo es que este último es indiscriminado, mientras que el mailing es uno de los servicios de marketing online más selectivos. En realidad, si un usuario no está interesado en tus correos y ni siquiera los abre, mejor darle de baja. De nada sirve tener una lista de miles de direcciones si apenas un 5% abre el email. Mejor céntrate en ese 5%, descubre qué es lo que más le gusta de tu proyecto y exprímelo al máximo.

  • Redes sociales:

¿Utilizas las redes sociales en tu día a día? Tus potenciales clientes también. Aprovechar estos espacios para entablar relaciones con los usuarios es una tendencia que no ha dejado de crecer en la última década, asentándose como uno de los servicios más demandados.

Esto se debe a que resultan la plataforma ideal para comunicar ofertas, promociones, artículos del blog o novedades en el catálogo. Además, la mayor parte de estas redes permiten la gestión de campañas de pago para llegar al segmento específico de potenciales clientes.

Definir qué es el marketing digital en un solo artículo puede resultar una difícil tarea. Aunque creemos que, por lo menos, te llevas una idea bastante amplia de las estrategias que incluye. Y si tienes alguna duda o quieres aplicarlas a tu proyecto y no sabes cómo, ¡péganos un silbidito! Te enseñaremos de lo que son capaces las buenas prácticas.