Imagina que eres reportero. Y de los de antes. Trabajas en un periodicucho local. Haces un reportaje súper chulo y propones publicarlo en un periódico grande para que cite a tu medio como fuente, donde das más datos al respecto. El medio grande gana un buen artículo. El pequeño repercusión y ventas. ¡Todos ganan! Ahora ya sabes, a grandes rasgos, qué es el guest blogging.

Definición de guest blogging

 

El guest blogging es una técnica para publicar un artículo en un blog de terceros. Muchos profesionales del sector digital lo llevan a cabo para mejorar su relevancia, su marca personal o su visibilidad en internet.

Para hacer guest blogging es necesario crear un artículo en un blog de terceros (que sea relevante) en el que incorpores un enlace hacia tu web.

¿Así de sencillo? Sí.

El término, aunque se haya difundido en inglés porque los términos marketeros parecen no poder estar en otro idioma, no es difícil de entender.

Es tan simple como intentar publicar un artículo en un blog relevante de tu sector y meter un enlace hacia el tuyo.

Cómo beneficia al SEO

 

En general, hacer un guest post o artículo de invitado es una técnica perfecta para mejorar las visitas a tu página y, por tanto, tu repercusión y ventas. Pero también mejora tu posicionamiento SEO, ya que te ofrece un maravilloso backlink desde un dominio de calidad.

Damos por hecho que has entendido que, para hacer un guest blogging que realmente te beneficie, es imprescindible contactar con un blog que tenga más relevancia que el tuyo propio. En caso contrario, el esfuerzo no sería tan rentable. Sobre todo si tu objetivo es un aumento de suscriptores (o clientes), de visitas y de difusión en redes.

Cómo hacer guest blogging

 

Busca un blog que te beneficie: lo dicho. Asegúrate de estar colaborando con un blog que tenga cierta repercusión en tu sector. Uno que no la tenga no te conviene.

Documéntate a fondo: lee el estilo del blog, el tipo de artículos que suele publicar y cómo los suelen estructurar. También revisa si hay alguna temática a la que no le presten mucha atención y en la que tú puedas aportar valor a sus lectores.

Haz una propuesta interesante: después de documentarte sabrás la propuesta exacta que le puedes hacer a los gestores del blog para que, a cambio de un artículo fantástico, te dejen incorporar un enlace en el contenido.

Dedícale mucho mimo: haz el post de tu vida. Incorpora todo el contenido que creas que al usuario le pueda interesar, estructúralo bien y revísalo mil veces antes de enviarlo. Tiene que quedar fetén.

Lleva a cabo un seguimiento: después de publicar el artículo, difúndelo en redes todo lo que puedas y contesta a los comentarios (tanto dentro como fuera de la plataforma del blog) que hagan los usuarios.

¡Y ya está! Esta técnica de marketing online no tiene mucho misterio si le pones un poco de cariño al proceso. Sácale todo el partido a tus nuevos conocimientos sobre qué es un guest post y mejora los resultados de tu web. ¡Pero que no se te olvide compartir este artículo en tus redes! Chulea frente a tus amigos de conocimiento marketero.

¿TE HA GUSTADO? NO SEAS EGOÍSTA, Y !COMPARTE!