¿Que se podría escribir una enciclopedia enterita, con sus diferentes tomos, sobre este tema? Pues sí. Pero como no tienes tiempo de leerla, mejor te hago un resumen sobre los puntos clave que tienes que tener en cuenta a la hora de hacer una estrategia de marketing para tu e-commerce y salir adelante. Y luego, pues ya sabes, caminante, no hay camino…

Análisis previo de tu e-commerce

 

Analiza todo lo analizable sobre tu propio proyecto. Producto, público, competencia online, DAFO de rigor, qué valor añadido aportas… Respecto a esto último, un pequeño inciso: mejor competir en valor que en precio. Vendas lo que vendas, siempre habrá alguien que consiga venderlo más barato. Pero si tú aportas cualquier otro servicio extra que añada valor (asesoramiento personalizado, más tiempo de garantía, mayor calidad en los materiales, una filosofía con la que el usuario se identifique… lo que sea), será mucho más complicado que te plagien

Aunque te parezca que dices cosas obvias sobre tu propia marca, el documento donde pongas negro sobre blanco este análisis te va a ayudar en todo el proceso de creación de la estrategia de tu e-commerce. De veras.

Escucha este episodio de Paradisers en iVoox, iTunes o Spotify.

Define tu presupuesto

 

Determina cuál es el coste de adquisición de un nuevo cliente, cuál es tu porcentaje de conversión y el de beneficios. Establece el presupuesto que puedes gastar y qué recursos necesitas para cada una de las acciones de marketing, así como la forma en la que medirás el retorno de las mismas. Desglosa y analiza los canales que necesitas trabajar (este punto lo comentaré más en profundidad unos párrafos más adelante) y lo que puedes invertir en ellos.

Determina las políticas

 

¿Qué política de envíos, rebajas o devoluciones quieres aplicar en tu tienda online? Estudia si puedes incorporar el envío gratuito en algunos de tus productos (esta estrategia funciona muy bien en los e-commerce), hasta qué punto puedes hacer descuentos en tus rebajas para no perder dinero o cómo vas a plantear tu política de devoluciones.

En la estrategia de #marketing para tu #ecommerce debes analizar tu presupuesto y determinar tus políticas de envíos o devoluciones antes de definir cómo trabajar los canales concretos Clic para tuitear

Respecto a las rebajas y promociones, no solo debes saber cuál es el límite que no debes superar para seguir siendo rentable, sino en qué fechas es mejor aplicar unos descuentos u otros. Por ejemplo, si en Black Friday vendes más ya hagas un 15% o un 20% de descuento en la web, quizá deberías plantearte la necesidad de guardarte ese 5% extra para cualquier otra acción especial en la que las ventas flojeen un poquito más.

Aunque si quieres saberlo todo sobre estrategias de marketing para Black Friday, lo mejor será que escuches este episodio de Paradisers…

Escucha este episodio de Paradisers en iVoox, iTunes o Spotify.

¡Y también puedes vernos en YouTube!

Establece objetivos SMART

 

Specifics (específicos), mensurables (medibles), achievables (alcanzables), relevant (relevantes) y timely (acotados en el tiempo). A estas alturas fijo que has oído hablar de ellos. Esta clase de objetivos deben ser diseñados para analizar de forma realista la situación de tu proyecto y poder cambiar de estrategia de marketing digital en tu e-commerce en caso necesario. 

Además, siempre puedes plantear miniobjetivos SMART para cada una de tus acciones o canales. La cuestión es intentar ir hacia adelante y mejorar, evolucionar en la medida que se pueda y no estancarte a esperar que las ventas lleguen solas.

Trabaja diferentes canales

 

No pongas todos los huevos en la misma cesta. Diversifica. Aunque la forma concreta en la que trabajes cada canal dependerá muchísimo de tu tipo de negocio y tu público, en general no debes dejar de lado ninguna de estas acciones. A por ellas.

SEO

 

Contar con una buena estrategia de posicionamiento SEO como parte del marketing de tu tienda online es una apuesta por tu proyecto a medio y largo plazo. Todos conocemos a estas alturas los beneficios de aparecer en las primeras posiciones de los buscadores.

Pero no te quedes en la home o en los post del blog, trabaja también el SEO de las páginas que más te interesan: las de categorías y las fichas de producto. Además, ten especial cuidado al crear la estructura de tu web, ya que debes tener muy en cuenta las palabras clave que te conviene atacar en cada una de las URL.

Escucha este episodio de Paradisers en iVoox, iTunes o Spotify.

Redes sociales

 

Todas y cada una tiene su público. ¿Cuál es el tuyo? En función de la respuesta deberás apostar por una red social u otra. Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, TikTokDecide cuáles de estos canales encajan mejor con tu marca y ve a por ellos. Por último, analiza qué tipo de publicaciones vas a llevar a cabo, qué objetivos concretos van a tener cada una de ellas y qué KPI vas a utilizar para medirlos

E-mail marketing

 

El correo no ha muerto, ni muchísimo menos. De hecho, sigue siendo parte fundamental en el plan de marketing de cualquier e-commerce. Establece una estrategia coherente de automatizaciones (bienvenida, carrito abandonado, cross y up selling, reenganche, etc.) y descubre cómo te hacen ganar dinero con muy poco esfuerzo. 

Por otra parte, no te olvides de enviar newsletter anunciando tanto tus artículos del blog como alguna promoción especial (Black Friday, rebajas de enero, etc.). Al final, es un canal directo con tus clientes que puede darte muchos beneficios.

Escucha este episodio de Paradisers en iVoox, iTunes o Spotify.

Anuncios de pago

 

El SEM y los anuncios en redes sociales pueden darte grandes alegrías si los trabajas de la forma adecuada. Pero ya sabes, maneja los presupuestos y analiza los resultados de forma muy metódica para no acabar haciendo un pan con buenas hostias. Además, recuerda que, para que kas campañas de tu e-commerce se adapten a tu proyecto como un guante, lo mejor es hacer test A/B para determinar qué tipo de anuncio es más rentable para tu marca.

Marketing de contenidos

Y con contenidos nos referimos a los textos de tu web, tus landings, tus fichas de producto, tu blog… Cuida todo el contenido. Decide una voz y un tono adecuados para que tu marca sea fácilmente reconocible a través de ellos y comparte información de valor. 

En el blog puedes escribir sobre tu sector y productos (te vendrá fenomenal para las RR.SS.); en las fichas de producto definir beneficios más allá de las características técnicas; en tus landings el contenido debe ser muy concreto y persuasivo para captar el lead…  En definitiva, tienes que cuidar tu contenido siempre.

Estrategia de retargeting

 

¿Cuántas veces has vuelto a entrar en una página de la que ya te habías ido por ver el anuncio de ese producto que estuviste mirando en cualquier otra web? Pues eso también le pasa a tus usuarios. Incluye en tu estrategia de comercio electrónico acciones de retargeting con Google Ads y verás cómo terminas de convencer a algunos indecisos.

Otras acciones para vender más

Notificaciones de stock

 

Si un usuario entra en tu tienda online y resulta que el producto que le interesa no está en stock…  ¿se pira y no vuelve nunca más? No permitas eso. Bríndale la oportunidad de recibir una notificación cuando vuelva a estar en stock. Y si ves que uno de los frenos puede ser el coste, puedes añadir notificaciones para cuando baje de precio.

Preventa de novedades

 

Si vas a incorporar un producto nuevo a tu catálogo… ¡genera expectación! Ponlo en preventa y genera ingresos incluso antes de tenerlo en stock. ¿Acaso no le funciona a Apple cuando va a sacar un nuevo iPhone al mercado? Que no eres Apple, ya lo sé, pero si le das el bombo adecuado, puedes ganar algunas preventas.

Up selling y cross selling

 

Seguro que lo has visto en Amazon miles de veces. Y si les funciona a ellos, ¿por qué no incorporarlo también en el plan de marketing de tu e-commerce? Añade un mensajito estilo “Otros usuarios también vieron… “, “Comprados juntos habitualmente…” y verás cómo engordan los carritos. También puedes utilizar estas mismas técnicas en las automatizaciones de tus e-mails.

CTA al final de los mensajes

 

Pongo un apartado específico sobre los CTA porque a) son importantisísisisisisisimos b) en general las marcas no se paran ni 1 segundo a entender cuál es el idóneo para cada momento. Y no, no vale poner “Comprar” en todas partes. He dicho. 

A ver, dile al usuario lo que va a hacer en cada ocasión y qué va a pasar una vez haga clic en el CTA. Si lo vas a llevar a la ficha de producto, incorpora un “Más información”; después, si está interesado en el producto, que el call to action sea “Añadir al carrito”; y, por último, cuando ya haya metido sus datos de pago, “Terminar compra”. Porque poner “Comprar” desde el principio (y más cuando tu buscador ya tiene tus datos de pago guardados) da muchísimo miedo al usuario y al final se marcha sin comprar.

¡Ah! Y no dejes tus post del blog, e-mails o landings sin su pequeña llamada a la acción. Aunque no sean fichas de producto, siempre puedes animar al usuario a suscribirse a tu newsletter o a compartir el contenido en sus redes sociales. Porque todas esas acciones ¡te benefician!

No te quejarás, que al final me ha quedado una guía bastante apañá de acciones de marketing para tu e-commerce. No una enciclopedia, pero casi. Así que ya sabes, si te suscribes a nuestra newsletter, no te perderás ni uno de estos tesoros marketinianos que solemos regalar a nuestros usuarios. Tu tienda online se los merece.

¿TE HA GUSTADO? NO SEAS EGOÍSTA, Y ¡COMPARTE!