Desde hace muuuucho, pero mucho, mucho, allá por el 2014, se pueden albergar blogs en LinkedIn. Pensarás que, entonces, el tema estará muy trillado y que para qué crear uno si, total, ya habrá un montón. ¡Pues error! Aunque esta opción está desde hace unos 5 años, todavía es un territorio que muchos usuarios no han explorado, así que… ¿Por qué tú no te animas? Te vamos a explicar, qué son, qué ventajas pueden tener para ti y cómo crearlos. 

Qué es eso de los blogs en LinkedIn

 

Como ya os hemos contado, desde 2014 podemos tener nuestro blog personal en LinkedIn y, en 2017, la plataforma realizó un montón de cambios entre los que se incluye la aparición de LinkedIn Pulse, que es la manera específica para denominar, entre otras cosas, a los blogs albergados en la red social. 

LinkedIn Pulse es la plataforma de blogging de LinkedIn que puede ayudarte a que tu perfil sea mucho más que “un simple currículum”.

¿No te resultan a veces un poco sosos y aburridos los perfiles en esta red social? Con sus apartados de “Actividad” y, si eso, “Destacados” ahí arribita y en pequeño. Pues gracias a los blogs en LinkedIn, podrás aportar mayor dinamismo a tu perfil ya que las actualizaciones de LinkedIn Pulse lo enriquecerán visualmente y, por supuesto, a nivel de contenido para tus contactos. 

Cómo crear un blog en LinkedIn

 

Va, te hemos convencido de que esto de las actualizaciones en LinkedIn Pulse puede estar bien, ¿no? Pues ahora vamos a explicarte cómo entrar en tu blog de LinkedIn. Inicia con tu cuenta en la plataforma, en la sesión de inicio. En la parte superior encontrarás el apartado para crear publicaciones, donde está la pestaña “Escribir artículo”.

blog-linkedin

Si haces clic en esta opción, se abrirá el editor en el que puedes escribir tu artículo. Además, clicando en “Menú publicación” podrás acceder al resto de tus artículos y entradas guardadas en borrador.

blog-linkedin

Lo primero que deberás hacer es escribir el titular y añadir una imagen de cabecera para tu artículo de LinkedIn Pulse. Ambos serán lo primero que tus contactos vean, por lo que trata de que sean elementos llamativos y, sobre todo, que permitan de un simple vistazo saber de qué vas a hablar en tu artículo. ¡Aquí es donde tienes la oportunidad de atraer, así que hazlo bien!

En el cuerpo del texto, a desarrollar donde pone “Escribe aquí. Añade imágenes o un vídeo para mayor impacto social”, es donde empieza de verdad el juego; aquí es donde, ya sí que sí, escribirás tu entrada de blog en LinkedIn. 

El editor de texto de LinkedIn Pulse tiene, grosso modo, las opciones comunes a todos los editores: puedes elegir entre tamaños de tipo, poner negritas, cursivas, subrayados, establecer listas numeradas o con puntos, incluir enlaces o citar parte del texto. 

Ventajas de los blogs de esta red social

 

Y ahora que ya sabes qué es eso de los blogs en LinkedIn y cómo crearlos, toca el momento de que te convenzamos de que lo hagas. Porque sí, son muuuchas las cosas buenas que puedes sacar si te arrancas a crear artículos en esta plataforma:

  • Si generas contenidos para otros blogs, LinkedIn Pulse puede convertirse en un sitio donde “replicar” este contenido. Y ojito aquí: no puedes duplicar tal cual el contenido ya que muy probablemente tengas penalización por contenido duplicado por parte de Google.  ¿Qué es lo que debes hacer? Una buena idea es que resumas ese contenido que has creado para tu blog externo y lo cuelgues como artículo en LinkedIn Pulse añadiendo un link al contenido completo. Si te parece un trabajo adicional innecesario, prueba a hacerlo y maravíllate de lo bien que indexan los post de blog en LinkedIn. 
  • A diferencia de otras plataformas de blogging, si albergas tu contenido en los blogs de LinkedIn sabrás quién es exactamente la persona que está detrás de esa reacción o comentario. De esta manera no solo mides el grado de interés que genera tu contenido, si no que pones nombre, cara y puesto de trabajo a todo ese feedback.
  • Mostrando tu expertise a través de contenido de valor para tu audiencia puedes posicionarte como referente en tu sector. Todos tenemos en mente a nuestros “influencers de LinkedIn” de cabecera, pero hay muchos sectores en los que todavía no hay destacados líderes de opinión. Es más, no solo se trata de sectores, si no de temas que puede que no estén recogidos en las actualizaciones normales de la red social y en los que, gracias a tu post de blog en LinkedIn, puedes convertirte en referente.

¿Te hemos convencido? No hace falta que escribas un artículo en tu blog de LinkedIn contándolo, (aunque nos haría muchísima ilusión), con que nos lo digas por aquí ya nos ponemos súper contentos. 

¿TE HA GUSTADO? NO SEAS EGOÍSTA, Y ¡COMPARTE!