Un puñado de ideas para aprovechar tu rediseño web

ideas-rediseno-web

Puede haber diferentes motivos para tomar la decisión de rediseñar tu página web, tienda online o blog. Desde que un cambio de la imagen corporativa hasta el clásico “voy a hacerla nueva que ya me ha aburrido”. En realidad, cualquier motivo es válido si cumples una regla fundamental: mantener lo que ya funcionaba.

Mientras no toques lo que hasta ahora te ha estado dando visitas, clientes, contactos o cualquiera que sea tu objetivo, mejor. Y si no sabes qué está provocando esto, primero haz un test. Porque un rediseño a veces es una mala solución, si no conoces lo mejor del que vas a cambiar.

Más allá de esto, hay diferentes acciones o decisiones que podemos aprovechar para realizar cuando vamos a cambiar por completo el aspecto de nuestro sitio online. Para ello, te dejamos un puñado de ideas que te pueden venir bien realizar al mismo tiempo que modificas tu web.

Revisar Analytics. Esto es lo primero que hay que hacer antes de ponerse a rediseñar tu web. Porque será esta herramienta la que te diga qué estaba funcionando, qué partes de tu sitio son las más visitadas (y que debes seguir manteniendo muy visible) y cuáles no están consiguiendo los objetivos.

Porque no sabremos qué cambiar si no entendemos lo que no funciona. Así que revisar nuestros datos y conocer muy bien el comportamiento de nuestros usuarios evitará que nos estemos disparando en el pie.

Renovar copys. Rediseñar tu web también puede marcar un buen momento para rediseñar tu mensaje. En realidad, cualquier día es bueno para hacer esto, porque nunca se sabe si nos estamos perdiendo una palabra que aumente de manera espectacular nuestros resultados. Y sí, eso pasa.

Cambiar la estrategia. ¿Está funcionando lo que has hecho hasta ahora? Puede que sea un buen momento para hacerse esta pregunta. Porque así podrás variar tu diseño estratégico en lo que a la parte web se refiere, más allá de tácticas de marketing online de captación de tráfico y demás.

Pivotar en lo que a tu producto o servicio se refiere (es decir, tu estrategia empresarial) implicaría una modificación del sitio online, incluso para redefinir su utilidad o añadirle/restarle importancia dentro del proyecto.

Mejorar la estructura web. El rediseño de tu sitio onine no tiene por qué ser exclusivamente a nivel gráfico. También puedes modificar toda la estructura general del site, incluyendo menús, URL, etc. Incluso con algunas de estas tareas conseguirás optimizar algunos aspectos SEO que a lo mejor tenías parados desde hace tiempo.

En definitiva, la decisión de rediseñar cualquier proyecto online debe tener coherencia, y puede funcionar como empujón para mejorar muchos aspectos del mismo. Así que si lo tienes claro, aprovecha para añadir todas las ventajas que puedas.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo! Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPin on PinterestEmail this to someone
Opt In Image
¿Te ha gustado? ¡Tenemos Más!
Te lo mandamos a tu Email.