Qué es el remarketing y cómo portarse bien

Qué es el remarketing y cómo portarse bien

Vaya por delante que eso de los banners no nos va. Los condenamos cada vez que podemos, no es una táctica de marketing por la que daríamos ni un duro. Pero como en toda regla, hasta en la más radical, siempre hay una pequeña excepción. En este caso, se trata del remarketing.

Imagínate que entras en una tienda a ver zapatos. Cualquiera de las más conocidas nos vale; Zalando, por ejemplo. Estás un rato mirando zapatos, colores, llenando y vaciando el carrito, etc. Eso sí, antes has aceptado las cookies. Finalmente, frunces el ceño y cierras la página.

Al rato, te pones a leer algún blog que te guste, a ver qué es lo que se lleva ahora, porque no estás decidido con los zapatos. Y así, sin esperártelo… ¡ahí tienes de nuevo los zapatos! El blog que te gusta te muestra un banner muy chulo donde está ese modelo que te encanta. ‘Cómo me conocen… qué detalle’ podrás pensar.

Esto es el remarketing: filtras a los usuarios que entran en tu web, los segmentas, y después, mediante una campaña de display en Google Adwords o en Facebook Ads, enseñas a ese mismo grupo determinado anuncio. Es decir, a toda la lista de usuarios que entró en la web de zapatos, les enseñas banners exclusivamente de zapatos.

Imagínate poder diseñar anuncios exclusivamente para los que llenaron el carrito y solo les faltó el último paso para la compra. Puedes mandarles un email, pero parece más interesante enseñárselo cuando ya están navegando, ¿no?

Eso sí, antes de ir como un loco a preparar una campaña bestial de remarketing, un consejo: no des miedo. Es decir, este tipo de estrategias de captación suelen funcionar, pero hay que tener cuidado a la hora de crearlas, y sobre todo configurar de manera cuidadosa la frecuencia.

La frecuencia en remarketing es el número de veces que puede aparecer determinada campaña a un usuario. Es decir, que si yo no compré los zapatos, puede llegue a comprarlos si ‘me lo recuerdan’.

Sin embargo, si no me interesa, y veo que el banner viene detrás de mi para toda la vida, no vuelvo a entrar en Zalando ni aunque me paguen la mitad de lo que Facebook le ha dado a Whats App (bueno, habría que pensarlo). Por eso, lo estándar suele ser determinar una frecuencia de 3 y evitarnos que el usuario sospeche sobre una conspiración contra él para encalomarle los zapatos.

¿Qué os parecen este tipo de tácticas? ¿Las empleáis a menudo?

¿Te ha gustado? ¡Compártelo! Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:
Responsable: MARKETING PARADISE SL
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal salvo a Disqus Inc, gestor de comentarios, acogido a los acuerdos acuerdos EU-U.S. Privacy Shield.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.