Trata bien tu web si quieres crecer

Tantas estrategias de SEO, obsesiones por conseguir el CPC más bajo en Google Adwords, por sumar clientes, clientes y clientes… y nos olvidamos de algo básico: cuidar nuestra propia página web.

En ocasiones, nos encontramos con clientes que consideran que su web no hay que tocarla porque les gusta ‘tal y como está’; en su día le pusieron mucho cariño (sí, se las hicieron ellos mismos, con un par de consejos de allí y allá) y no quieren perderla.

Si te sientes identificado, abre la mente: tu empresa necesita una web 2.0, con una estructura optimizada para SEO, que se adapte a los diferentes multidispositivos, que combine su usabilidad con los objetivos que persiga el sitio en sí: vender, informar, escuchar, opinar… o un poco de todo. Que las redes sociales se integren en tu página, más allá de incluir los clásicos botones de ‘Síguenos’ o ‘Hazte fan’.

Tu página web necesita diseñarse para que el tiempo de carga sea bajo y estable. Incluso debe seguir una coherencia en cuanto a los colores. Y por supuesto, tu web debe tener un blog actualizado e incluido dentro de la propia página; de nada vale incluir un enlace a otra URL. Deben estar unidos y combinar diseño y funcionalidades.

Una vez que tiene todo esto, es cuando deberían crearse las estrategias de marketing online, -empezando por optimizar los contenidos para buscadores– pero eso sería otro cantar.

Si no inviertes en tener una casa de calidad, será mucho más complicado intentar venderla.

¿Tiene tu página web todas estas virtudes? ¡Empieza por ahí!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo! Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPin on PinterestEmail this to someone
Opt In Image
¿Te ha gustado? ¡Tenemos Más!
Te lo mandamos a tu Email.