Cómo crear posts atractivos sobre temas aburridos

posts-atractivos-temas-aburridos

Digamos que lo de escribir sobre temas que no controlas es el primer paso; de esta forma, nos aseguramos que hay un trabajo de investigación, rigor, análisis y valor añadido detrás de ese post, a pesar de que antes de prepararlo el sector o las características del texto nos fueran muy extraños. Una vez tenemos esto solucionado, está algo que suele ser incluso más complicado a la hora de hacer un post para un blog: que atraiga a tus usuarios.

Ojo, no hablamos de conseguir tráfico, sino de que el usuario que llega al post se quede asombrado por haber tratado un tema aparentemente poco interesante o que parece que no hay mucho que decir en algo novedoso, sorprendente, divertido o innovador.

¿Se puede hacer algo así en todos los casos? Sí; solo hay que coger el punto que funciona para cada situación. Es importante tener esto muy claro y presente, porque sino será muy complicado encontrar la perspectiva adecuada para hacer que el sector o la empresa sea interesante.

¿Por qué hay que hacer algo así? Porque un post no es nada sin un usuario que lo lee. Porque el ‘marketing de atracción’ es esto. Porque si hablar de tu empresa no parece atractivo, tu empresa tampoco lo es. Y lo que no atrae no vende.

Cómo conseguir el contenido que atraiga

Emplea metáforas. Si se trata de un sector muy técnico, ajeno a la gente normal, o productos tecnológicos no muy comunes, puedes emplear metáforas para explicar de qué estamos hablando. Comparar elementos ‘raros’ con situaciones cotidianas siempre ayuda. Eso sí, cuidado con distorsionar la realidad, o con dejar que la propia metáfora se coma el contenido.

Simplifica. Sí, a veces es tan sencillo como no complicarse. Descompón el tema aburrido en pequeñas píldoras atractivas. Por ejemplo, es difícil hacer que una imprenta de por sí sea atractiva, pero si hablas de cómo se imprimen productos extraños o de cómo diseñar un cartel molón la cosa cambia.

Aplica la creatividad: deforma, desordena, exagera. Coge el tema y dale una vuelta. Juega a buscar nuevas perspectivas, escenarios o factores que intervienen en esa empresa. Siempre hay una cara que no se conoce y merece la pena hacerlo, que puede provocar curiosidad, empatía, diversión, emoción… Para ello, juega a modificar la información que ya sabes y busca otra manera de verlo.

Un tema no es atractivo; se hace atractivo.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo! Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPin on PinterestEmail this to someone
Opt In Image
¿Te ha gustado? ¡Tenemos Más!
Te lo mandamos a tu Email.