La estrategia en Adwords que deberías seguir

estrategia-adwords

Empezar a anunciarse en Google Adwords es muy fácil. Metes dinerito, configuras tu campaña, incluyes algunas palabras clave, redactas un anuncio… Y listo. Eso sí, de ahí a conseguir campañas eficaces y, sobre todo, rentables, hay más trabajo. Una parte importante de ello es diseñar una estrategia adecuada. Es decir, saber qué vamos a hacer y cómo hacerlo, para conseguir que lo invertido se traduzca en trabajo bien hecho.

Por supuesto, cada estrategia se define según el sector, la web a publicitar, el presupuesto, las condiciones de la empresa (negocio local, Ecommerce, blog), etc. Sin embargo, hay una manera de encarar campañas nuevas que, por lo general, suele funcionar bastante, al menos para empezar.

Ahí va: Como sabéis, uno de los objetivos principales, más allá de la conversión, es reducir al máximo el coste por clic. Cuanto más bajo sea el precio de llevar tráfico, será más sencillo hacer que las campañas sean rentables, que es lo que todos queremos. Pues bien, ¿cómo consigo que ese precio que pago por cada clic disminuya? Mejorando la calidad.

Ya hemos hablado alguna vez de la calidad en Adwords, aprovechando ventajas como las extensiones, los textos de los anuncios, la elaboración de un presupuesto previo, la optimización SEO de la web o la fórmula mágica recordada en el Google Academies 2014. Pues bien, uno de los factores más importantes para conseguir aumentar la calidad –y reducir el CPC- es tener un buen CTR (la diferencia entre el número de veces que aparece tu anuncio y los clics que este recibe.

Resumiendo: cuanto mayor sea el CTR, menos pagaremos por cada clic. Más o menos, porque influyen otros factores, como la calidad de las keywords, de los que ya hablaremos. Es aquí donde está lo importante.

Así que la estrategia sería esta: comenzar pujando muy fuerte por las palabras más competidas, con el fin de que estas aparezcan siempre en las posiciones TOP (1 a 3); de esta manera, nuestro CTR será alto y con ello la campaña irá cogiendo calidad. Gracias a esta primera apuesta fuerte, poco a poco Google te irá recompensando lo gastado con unos costes más bajos. A partir de aquí, todo es ponerse a trabajar sobre algo ‘asequible’ e ir optimizando sin parar.

¿Qué os parece la estrategia? ¿Os suele dar resultado? ¿Conocéis alguna otra que os vaya bien para empezar?

¿Te ha gustado? ¡Compártelo! Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPin on PinterestEmail this to someone
Opt In Image
¿Te ha gustado? ¡Tenemos Más!
Te lo mandamos a tu Email.