6 pasos para conseguir un estilo propio en tu blog

estilo-blogs

Seguro que tienes blogs en la cabeza que reconocerías aunque eliminaran su logo o su nombre. A veces incluso solo con el estilo del titular de una entrada, al leerla en Twitter, podrías reconocer de qué blog viene. Eso mola. Tener un blog con estilo (propio) tiene demasiadas ventajas como para no dedicar tiempo a trabajarlo. Al final, un blog también puede tener branding positivo.

Pero ¿cómo consigo que un blog presente una identidad propia? ¿Qué hacer para que identifiquen mi bitácora conmigo? Aquí van unos consejos para lograr un estilo propio, atractivo e intransferible.

1. Unifica tus textos. Empieza por dar estilo a tus textos. Unifica criterios y decide de qué manera vas a escribir términos con diferentes opciones válidas. Es decir, que más allá de tener una ortografía bloguera exquisita, también tengas un estilo espectacular.

Por ejemplo, debes decidir qué anglicismos pondrás en cursiva, qué tipo de comillas, si los nombres propios irán siempre en negrita, si solo la primera vez que se nombren, etc. Lo mismo pasa con los enlaces. Define si enlazarás siempre a la fuente de la que hables o si prefieres hacerlo dependiendo de la fuente.

Si es conocida, como un medio de comunicación, puede no ser necesario, con nombrarla sabremos de quién estarás hablando, a menos que se trate de un artículo concreto. Eso sí, ante la duda, enlaza.

Lo importante es que decidas lo que decidas, lo hagas siempre igual.

2. Decide de qué vas. Quiero ser un bloguero irónico y sacarte una sonrisa de vez en cuando o mejor alguien riguroso, siempre educado. Voy a hablar directamente al lector o evitaré apelativos a la audiencia. Seré una empresa cercana, que trate de tú a mi audicencia o prefiero algo más rígido. Voy a convertirme en un estadista y aportaré datos de todo o prefiero un punto más estratégico, subjetivo y polemista.

Sea lo que sea, lo importante es la coherencia, tanto con el público al que te diriges como con tu personalidad. No busques transformarte en el mundo online, no saldrá bien.

3. Ayudas, opinas, diviertes.. ¿O todo a la vez? Esto va relacionado con el punto anterior. Deja claro qué vamos a encontrar en tu bitácora, ya sea un blog corporativo o personal. Define si tu blog va a ayudar con tutoriales y guías, si va a ser más subjetivo o si simplemente quieres mostrar la cara más entretenida de tu sector o nicho.

Sí, puedes elegir las tres, incluso otras, pero adapta tu contenido y lenguaje a ellas. Es buena alternar posts que vayan enfocados a diferentes metas, pero intenta que siempre predomine un objetivo principal, ese por el que más te puedan reconocer.

estilo blogs
4. Ponte guapo… o al menos ponte siempre lo mismo. Tu estilo también es tu imagen. Para eso no es necesario gastarte ni un euro en un diseñador gráfico (si eres una empresa, mejor que sí), simplemente con ideas suele bastar. Los recursos para montar algo atractivo están ahí, y son gratis.

Lo importante es que tu apariencia online sea fácilmente identificable contigo. Ese universo gráfico que te identifica debe estar presente en tu blog, tus perfiles sociales, tus emails… en cualquier lugar donde hables de ti. Siempre, y siempre el mismo.

5. Inventa. Crea conceptos, ideas, palabras. Un nuevo término puede ser una gran manera de hacer branding. La construcción de un lema poderoso también. Eso sí, con cuidado, no te vuelvas loco a sacar quotes y tratar de que cualquier cosa se convierte en trending topic. Piensa en este como en un objetivo a medio/largo plazo, que puedes incorporando en tus posts poco a poco, a medida que lo trabajas.

6. Ojito con los comentarios. El estilo del blog también se percibe y se transmite a través de los comentarios. Empezando por la dedicación que quieres dedicarle. Debes decidir si vas a contestar a todos –aunque simplemente te digan ‘buen post, enhorabuena’- o si dependerá del mensaje/usuario que lo haga.

Otra opción es crear entradas exclusivas para tratar temas que hayan surgido en estos comentarios, como manera de responder a estos, aunque sea más tarde.

Eso sí, cuando lo hagas, ten presente que es tu marca la que habla directamente con un miembro de su comunidad. Nunca sobra un ‘gracias’ o un ‘hasta luego’.

Y tú, ¿cómo das estilo a tu blog? ¡Queremos más ideas!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo! Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPin on PinterestEmail this to someone
Opt In Image
¿Te ha gustado? ¡Tenemos Más!
Te lo mandamos a tu Email.