Cuatro cosas que me gustan mucho de la Curación de Contenidos

curacion-contenidos

Hey! Curación de Contenidos, eso me suena… Pues sí, poco a poco ese concepto, ese arreglo de palabros que proviene del inglés “Content Curation”, va tomando forma en la cabeza de la gran mayoría de personas interesadas por redes sociales, marketing online, contenidos y demás historias que fluyen alrededor del negocio en Internet.

Pero una cosa es que suene, que se haya oído, y otra diferente es que se entienda, que se sepa de qué hablamos cuando hablamos de curación. Hay mucho camino por recorrer en ese sentido, y sobre todo mucho que “evangelizar” por parte de los que nos dedicamos profesionalmente a esta tarea.

No pasa nada, evangelizar mola, y no hace falta que te pongas ropa antigua, con unos vaqueros y una camiseta lo tienes hecho!

Y es que la Curación de Contenidos es muy amplia, porque le pasa lo mismo que al Community Management, que hay gente que se dedica a ello como profesión (afortunadamente mucha) y que también personalmente todos nosotros en nuestras redes ejercemos de modo amateur de community managers. Pues con la Curación de Contenidos nos pasa lo mismo. Sí, en serio, de verdad.

Es cierto, todos somos en algún momento content curators, basta con que compartamos ese enlace chulo o esa foto divertida en nuestro muro, que hagamos un RT en nuestro Twitter, que compartamos ese post espectacular que acabamos de leer. Así que enhorabuena, bienvenido al club, y uno de los mejores por cierto.

No me quiero enrollar explicando cómo hacer una curación de contenidos estructurada y profesional. A veces no apetece ponerse académico, y en general para interesar a las personas hacia un tema merece más la pena enganchar a las emociones y a los hechos más curiosos, por lo que ahora quiero brevemente explicar cuatro cosas que me gustan mucho, pero mucho mucho, de la Curación de Contenidos.

Cosas buenas de la curación de contenidos

1. Optimizo la calidad de mis búsquedas

Buscar ya no es para mí poner unas palabras en Google y pinchar en el resultado que más coraje me de. Ahora buscar se ha convertido en una manera de explorar, en más de una herramienta, con más de un buscador, de una manera ordenada, rápida, inteligente, y muy optimizada.

Se adquiere mucho callo cuando se buscan blogs que alimenten tus sistemas de información, y más allá de Google buscamos en foros, plataformas de curación como Spundge o Learnist, y unas cuantas más, para cada caso siempre hay un modo en que tu búsqueda sale chachi chachi.

2. Me motiva a aprender más
Buscar y recopilar con método provoca que encuentres contenido muy muy interesante, que inevitablemente te lleva a querer sabe más de un tema, de modos quizás que antes no habías pensado. Esto te abre la mente, mejora tu comprensión, entiendes la amplitud de cada materia, no te quedas en plano, puedes ver más caras de un mismo asunto.

Sí, manejar información por sistema hace que veas la vida con mayor densidad y apertura.

3. Provoca que guarde las informaciones realmente valiosas
No hay nada más bonito que tener colecciones almacenadas de información de esa que para ti es oro puro, de esa que lees más de una vez, de esa que luego cuentas a los demás con contundencia y ese halo de experto que te has ganado.

Todos esos posts y artículos que has guardado en alguna plataforma adecuada como Evernote o Pocket, etiquetada, clasificada, da gusto verla, y oye, esto en Curación de Contenidos es la norma, así de claro.

4. Me hace sacar la vena solidaria
Curación no es Curación si no compartes, y de verdad, para compartir hay webs estupendas y maravillosas que te presentan de manera pública como un tipo que sabe lo que se hace, que escoge lo mejor de lo mejor en cuestión de contenidos, y que lo comparte con gusto y elegancia. Webs como Scoopit o Mammoth te facilitan esta tarea, y no tienes excusa para volver a dejar en el universo lo que del universo te llegó.

Hay muchas posibilidades de que gracias a ti unas cuantas personas, da igual si muchas o pocas, encuentren una información realmente valiosa para ellos, y que probablemente no la habrían encontrado si no fuese gracias a ti, eso es dar valor desinteresado a los demás, y eso te hace sentir muy bien.

Y lo mismo que he puesto cuatro cosas que me gustan podría haber puesto diez, porque lo bueno de la Curación de Contenidos es que es una materia muy amplia, con muchos recovecos y matices, en la que puedes plasmar tu propia personalidad y tus propios procesos, de un modo único e irremplazable. Y es muy divertido, te lo aseguro.

Vale que los community managers hablan con la gente y son los amos de la conversación, pero los content curators también se lo pasan en grande, porque ellos son los amos de los contenidos molones que se comparten y que enriquecen la red y la vida de las personas. ¡Seguro que ahora entiendes por qué me gusta tanto!

— Autor Invitado —

luisangel-meldañaLuisangel Mendaña
Genero sistemas de información y contenidos en Internet, como Content Curator y Content Manager. Busco eliminar el ruido de la red y poner en valor el contenido de calidad y realmente útil. Soy consultor de marketing online, profesor en masters y talleres, conferenciante allá donde me llamen. Trabajo en Quondos, Mapmakers y co-organizo el evento Tweetsolid.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo! Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on FacebookPin on PinterestEmail this to someone
Opt In Image
¿Te ha gustado? ¡Tenemos Más!
Te lo mandamos a tu Email.